De cómo fui de limpio a impoluto

Nunca --y de verdad quiero decir NUNCA-- pueden dudar de Dios. Pídanle lo suficiente, y se los concederá. Hay que tener fe.

Y nunca, nunca, NUNCA duden que leer hasta que se les queman las pestañas, satisfacer la curiosidad y buscar saber les reportará beneficios.

Desde hace cuatro años, el canal 2 de Caracas, Radio Caracas Televisión, transmite la versión venezolana de un programa que ha revolucionado al mundo desde que empezó a ser transmitido: Quién Quiere ser MIllonario. Este programa salióal aire originalmente en el canal ITV de Londres en septiembre de 1998, y de ahí llegó a ser transmitido en 56 países del mundo, en donde todo lo que tienes que hacer es aplicarte con el conocimiento general y responder las preguntas para que tengas el chance de ganar, en el caso de Venezuela, 200 millones de bolívares (unos 80.000 dólares).

Hace unos dos meses, yo empecé a llamar al número para competir en el programa. Si han leido mi blog antes saben lo que defiendo la cultura general. Bueno, esta era mi oportunidad de demostrar que aunque sea podría divertirme usándola y además, ¡meterme unos churupitos, como decimos aquí! Pero yo ya lo había intentado mucho hace cuatro años y nada, de modo que no estaba muy entusiasmado.

Sin embargo, dos de mis mejores amigos habían logrado ir y se habían llevado una buena cantidad. ¿Qué tenían ellos que no tuviera yo? Pues nada, a llamar otra vez.

Una vez. Te hacen tres preguntas para contestar, y si las contestas correctamente dejas tus datos. Lo cual hice. Pasó un mes. Nada.

Llamé otra vez. Mismos resultados. Pasaron quince días. Nada.

Una tercera vez. Me estoy empezando a picar. Esta vez, la tercera pregunta fue un pegón, la contesté totalmente al azar. Pero lo logré y dejé mis datos otra vez. Pasó una semana. Y...

Estaba dando clases (soy profesor de inglés) cuando veo que mi teléfono empieza a repicar. Y es un número que no conzco. No podía atender llamadas en el trabajo, de modo que no lo atendí. Les mandé un mensaje para que me devolvieran la llamada, quienquiera que fuera, pero nada. En fin.

Al día siguiente, estoy en la universidad (estuido comuniación social), y el teléfono me vuelve a sonar. Y veo que es un número parecido al de ayer. ESta vez atiendo. Y en efecto, es la gente del programa. Atónito, oigo al muchacho decirme que he sido seleccionado, que antes debo contestar dos preguntas más y luego me dirían si quedé seleccionado. De acuerdo, digo yo. Una era de conocimiento general, otra de aproximación. Nunca las voy a olvidar:

¿Qué conocido pelotero venezolano tuvo una relación con Alicia Machado (ex-Miss Universo)? La respuesta: Bob Abreu.

¿Cuánto tiempo tiene en Venezuela la Cruz Roja? Esta era de aproximación, de modo que no la tenía que decir exactamente. Dije 75 años. (Son 110.)

Al final, colgué y volví al salón. Tenía un hálito de esperanza, pero me rehusaba a alimentar mis ilusiones. Es una cuestión muy azarosa. Imagínate, si las otras once personas (escogen por sorteo a diez personas que contestaron correctamente más dos que servirían de relleno si alguna de las otras no podía) se acercaban más que yo, a llamar otra vez.

Y luego me llamaron al día siguiente. OH MY GOD!!!!

Te preguntan hasta de qué color es el perro de Simón Bolívar. Claro, de ahí sacan un perfil para saber qué te van a preguntan. Luego de (sin exagerar) media hora de preguntas, finalmente te dicen que te volverán a llamar para decirte cuándo grabas. Yo estaba muy tranquilo, porque ya dos amigos míos habían ido y era un sábado, de modo que no pensé que tendría que grabar otro día y, por lo tanto, pedir permiso en el trabajo.

Guess again.

Me llamaron el sábado en la tarde. Grababa ese jueves. A las 10:30 am.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!!!!!!!!

Thank God, mi jefe es bien comprensivo. Me dio el día sin mucho pataleo. Más pataleo fue convencer a mi novia que saliera en cámara. Pero eso también fue obstáculo sorteado.

Finalmente llegó el día. El cuento de cómo me fue en el programa, se los echaré después del 13 de julio, que es cuando sale el mismo. Pero les adelanto esto: qué hermosa experiencia!

. Bookmark the permalink.

2 Responses to De cómo fui de limpio a impoluto

  1. Eloy says:

    Bueno, ese jueves voy a dejar todo a un lado para ver el programa y ver que tal te fue (yo sé que yo sé, pero los demás que leen ésto no saben! Que vean el programa y salgan de dudas! =P)

    N@no

  2. Lali says:

    De verdad te felicito!!, tuve la oportunidad de ver el programa en el que participaste y considero que lo hiciste muy bien; demostraste la inteligencia que tienes. No me imaginé nunca que tuvieras un blog, ni mucho menos que lo descubriera un día navegando por internet. Lo importante es que lo conseguí en un momento importante de mi vida, en el que tus vivencias y comentarios me ayudarán mucho. Sigue adelante!!