Archive for 2009

Metallica: ¿profecía de un desastre?

¡Tú! ¡Deja de inventar mariqueras y DEJA QUE DISFRUTEN EL CONCIERTO, COÑO! Me caso el año que viene, Dios mediante. Eso quiere decir nuevos gastos, realinear las prioridades en mi vida. Eso quiere decir que ya son menos las cosas “mías” y más las cosas “nuestras”, y eso se aplica al dinero. Por eso, tomé la resolución de reducir mis gastos superfluos. Menos discos, muchos menos libros (coño, tengo demasiados por leer) y ciertamente menos conciertos. Así, no fui a KISS, ni Iron Maiden, ni Jorge Drexler. Decidí que al único concierto al que volvería a ir sería si Metallica volvía. Total, la última vez que fui fue digno de escribir aquí.

Y bueno… en noviembre me enteré que en efecto, Metallica volvería por estos lares el 12 de marzo de 2010. Me saltaré la rabia por las que pasé antes con la empresa que los trae, y lo diré de una vez: temo que será el peor día de mi vida. Aún así pienso ir, pero hay una oscura parte de mí que tiembla por ese día.

No creo que el concierto vaya a estar malo, para nada. Hace poco me enteré que además estaría viniendo Mastodon, un grupo que por lo visto es la nueva “verga de Triana” del heavy metal mundial. Únelos con algún buen grupo de aquí –que confío en que no repetirá el idiota de Gillman o siquiera el grupo Arkángel— y eso rivalizará con el Caracas Pop Festival de 2001, cuando en un mismo día vi a Candy66, Papa Roach y Korn.

Noooo, mis panas… mi temor surge al ver este video. Y este. Y este también. Y este otro que, admito, quedó muy bueno.  Más allá de la ladilla que ya me da que usen la escena de La Caída para estas burlas –creo que ya toda calidad que tenga la película quedó diluída— todos estos videos están llamando a una sola cosa: aquel que ose pagar VIP el día de Metallica va a quedar atropellado, pues no nos calamos que haya gente que sólo por pagar más los vaya a ver de cerca. El primer video hasta enlaza a un grupo en Facebook creado para rechazarlo que, pareciera, está desactivado.

¿Cuál es todo el problema? Si ven el mapa de distribución del público del sitio (el estadio de béisbol de La Rinconada), verán que las llamadas “preferenciales” están situadas en las gradas a los lados del evento, bieeen lejos de la tarima. Pero la verdadera guinda en la torta es que el área VIP –entradas que exceden los 1.000 BsF (unos 465 dólares)— ocupará todo el frente de la tarima… tapando a los que pagaron menos. Que a estas altuars, ya están agotadas, lo que quiere decir que habrán al menos 20.000 rabiosas almas pujando contra una barrera entre ellos y una banda a la que algunos (yo incluído) hemos esperado 11 años para volver a ver.

Quizá exagere, pero si ven los comentarios de los videos, la cosa realmente empieza a preocuparse. “Tumbennnn esa cercaaaaaaaa, y el quese ponga popiiii, lansenle coñasossssssss!!!!!!!!!!!!!!!! !!!!!” (sic), dice uno. “TUMBEN ESA BAINA!!!!!!!!!!!!!!!!! Xd .. yo asi sea a punto de coñazos me paso pal VIP” (sic), dice otro. “A Q LA TUMBAMOS VAMOS”, dice un tercero, meándose en el esfuerzo de chamos que considero sí pensaban en los demás, y no unos carajitos que lo que están es pensando en sí mismos y más nadie.

Quiero dejar algo perfectamente claro: con esto Evenpro envía un mensaje (que espero esté equivocado)que una vez más lo más importante para ellos no son los asistentes al concierto, sino asegurar su plata y hacer cuanto pueda para aumentar esa ganancia. Yo no critico mucho a los que pagan por ir a un área VIP en un concierto, aunque no podría estar más en desacuerdo con semejante decisión; ¿para qué estar sentado en un concierto de rock? ¿Agorafobia? ¿Demasiada comodidad? Bueno, esa es su decisión. Pero Evenpro está cometiendo el acto de capitalismo salvaje más grande que no sólo le está ofreciendo esa comodidad a los que pagan más –le está robando un poco a los que quizá no PUEDEN pagar más. ¿Y es que creen que no va a haber frustraciones?

Pero lo que están proponiendo hacer los que subieron los videos está, sencillamente, mal. Es violento, es anárquico, es drenar la frustración del lado equivocado, y estoy seguro es, aunque piensen lo contrario, producto de pura envidia. ¿Quiénes son ustedes para decidir cuánto se debe pagar para un concierto? ¿Qué sabes tú si a lo mejor uno de los chamos que está allí tiene todos estos meses ahorrando para estar allí? ¿O que a lo mejor toda su familia hizo un esfuerzo para mandarlo para allá? ¿O qué coño saben ustedes cómo llegaron esos chamos ahí? ¿Sólo porque pagaron más los van a castigar a ellos?

Y otra cosa: ¿cómo creen que van a reaccionar las bandas? Con Mastodon no estoy tan preocupado, aunque la verdad a lo mejor sí tienen una base de fans rabiosa y fiel aquí, son lo suficientemente buenos. Pero cuando Metallica vea que hay gente presionando contra la baranda, broncas contra los agentes de seguridad, ¿creen que van a gritar “OPEN THAT SHIT, DAMMIT!!!”? No sé, no puedo saberlo, pero es muy probable que paren el show. Que hagan un par de llamados a la calma. Que tenga que haber negociaciones con los organizadores (los únicos culpables de todo este peo). Y hay una remota posibilidad que nunca debemos descartar que suspendan el concierto. 11 años botados a la mierda. Y a ti que esta´s leyendo esto y pensaste “No joda, ¡quemo esa vaina si me suspenden el concierto!”, déjame explicarte qué vas a lograr:

  • Tanto que te quejas que lo único que traen a esta vaina es Olga Tañón, los Jonas Brothers, High School Musical y Tito El Bambino, y ayudarás a garantizar que lo único que traigan a esta vaina sea Olga Tañón, los Jonas Brothers, High School Musical y Tito El Bambino. Porque esos conciertos se llenan de gente, hay un mínimo de problemas de seguridad, y son relativamente baratos de traer (Jonas Brothers exceptuados, estoy seguro). Si el concierto de Metallica es un fracaso, ¿cuántas ganas quedarían de invertir todos los millones de nuevo, sis aben que va a haber bronca?
  • Vas a dejar a todos los fanáticos de Venezuela muy, muy mal con la banda, un grupo que, recuerda, tiene 11 años que no viene y se fue con una excelente impresión la última vez, pues ese concierto fue todo un éxito. Si ven que ahora medio destruyen el escenario y ponen en riesgo la propia vida suya, ¿cuántas ganas les quedará de querer volver a este rincón del mundo? (Claro, suponiendo que en efecto se entere, como ya verás.)
  • Hay una muy seria probabilidad que contribuyas a matar a alguien. Uno de los más tristes incidentes en la historia del rock fue en 1979, en el Coliseo de Riverfront, en Cincinatti, Ohio, Estados Unidos. The Who (ahora famosos porque sus canciones arrancan cada una de las versiones de CSI) estaba en su primera gira norteamericana desde que su baterista Keith Moon falleciera por una sobredosis. Fue tal la emoción de verlos de cerca que todo el público general –sí, los que pagaron menos— corrieron al escenario y aplastaron a 11 personas hasta que murieron. Entre las víctimas, dos niñas de 15 años. Porque, insólito, chicos: ¿saben lo que pasa cuando 20.000 personas empujan contra una barrera sólida? No se cae, muchachos, al menos no al principio. Impide que los que están mas pegados a ella respiren. Les podría romper una costilla. The Who, además, no se enteró de la tragedia sino después de terminada la función. Es muy probable que Metallica tampoco, si (Dios no quiera) sucede lo mismo. Pero sabiendo que eso pasó, ¿a quién le va a quedar ganas de organizar un concierto así alguna vez? ¿Y si al Gobierno no le da la gana de dar el permiso?

Evenpro es la gran culpable aquí, con esa distribución de asientos. Qué importa que sea la distribución parecida a la que hay en conciertos en Estados Unidos; aquí la inmensa mayoría compra general y no justifica un VIP que bloquee el disfrute de la música. Pero la forma de hacer a Evenpro saber que metió la pata no es matar todas las posibilidades que un evento así se repita. No es poniendo la vida en riesgo. Es actuar con inteligencia, no con violencia. O si no estamos todos bastante jodidos-

Por favor, traten de distribuir esto lo más que puedan, A VER si llega a oídos de Evenpro y  A VER si pueden hacer algo al respecto. Si no, bueno, espero verlos el 12 de marzo, disfrutar de un conciertazo, y equivocarme de todo lo que he dicho hasta ahora.

Si no… God help us all.

Posted in , , , , , | 9 Comments

Y así es como fue: Walter Kronkite

En mi carrera como periodista, hubo dos figuras mundiales que unoWalterCronkite1-799355 siempre trataba de admirar, tratando de modelar la carrera tras ellos. Uno era Rysard Kapucinsky, un reconocido reportero y escritor que prácticamente escribió el libro sobre periodismo integral y era un ejemplo a seguir en cuanto a su ética de trabajo, amén de haber educado a miles de jóvenes periodistas por la Fundación Nuevo Periodismo, creada por Gabriel García Márquez. Cuando el tío Kapu, como era cariñosamente llamado, murió en 2007, creo que sólo había un periodista con la misma clase de integridad, respeto y nobleza que él, aunque sin el reconocimiento mundial. Ayer, día de mi cumpleaños, a las 7:48 pm, hora de Nueva York, ese otro periodista murió a los 92 años: Walter Cronkite.

Quizá los venezolanos no lo conozcamos tan bien, pero Cronkite fue muchas veces llamado “el hombre más confiable de Estados Unidos”. Tal era su imagen de integridad periodística que fue el responsable del término “ancla” para describir al narrador de noticias principal en u noticiero de televisión (imaginen la versión menos politizada de Leopoldo Castillo en Venezuela), una posición que sostuvo frente al noticiero de la CBS durante 19 años. En esas casi dos décadas, Cronkite fue testigo –y muchas veces anunciante—de algunos de los más duros momentos en la historia: los asesinatos de John F. Kennedy y Martin Luther King, el arribo del hombre a la Luna, la guerra de Vietnam. Tal era su influencia y su credibilidad que, al transmitir escenas del combate diario en Vietnam durante el noticiero, y frente al creciente rechazo por parte de la población, el presidente Lyndon Johnson dijo: “Si he perdido a Walter Cronkite, he perdido a la clase media norteamericana”.

Ahora que Cronkite se ha despedido para siempre, creo que es un buen momento para que nosotros los comunicadores preguntarnos cuánto realmente se ha perdido la ética en nuestra profesión, o cuánto la situación nos ha obligado a ser más abrasivos ante las situaciones políticas del país. Cronkite , a pesar de su posición en contra de la guerra de Vietnam y contra las drogas, jamás perdió el respeto que le tenían incluso los políticos que él criticaba. Cierto, no somos nosotros los únicos que tenemos que poner de nuestra parte, pero, ¿cuándo realmente empezaremos a tratar de contribuir a voltear la tortilla de la intolerancia que hay en el país?

And that’s the way it is.

Les dejo algunos momentos de la carrera de este extraordinario hombre. Que en paz descanse.

Walter Cronkite anuncia la muerte del presidente John Kennedy, el 22/11/63

Cronkite reporta el asesinato de Martin Luther King, 04/04/68

Larry King entrevista a Cronkite sobre el aluzinaje y el asesinato de JFK, 09/03/2001

Posted in , , , , , , | 1 Comment

Es en serio: Michael Jackson se fue

michael-jackson Esto es lo que se llama “el poder de tres”. Ayer se anunciaba el deceso a los 86 años de Ed MacMahon, compañero del famoso comediante y anfitrión del programa de variedades Late Night, Johnny Carson. Hoy, el día arranca con la noticia de que Farrah Fawcett, la legendaria belleza de Los Ángeles de Charlie, perdió su lucha contra el cáncer a los 63 años.

Y el día cierra con el mayor impacto del año: Michael Jackson, el otrora “rey del pop”, el más exitoso solista desde Elvis Presley, había muerto de un paro cardíaco en su casa de Los Ángeles. Lo encontraron sin respirar en su casa, y los paramédicos trataron de resucitarlo por una hora. Nada; una de las vidas más extrañas e irreales de la historia había terminado, a dos meses de cumplir los 51 años.

Yo había dejado de escuchar su música con cualquier frecuencia en al menos 14 años, pero no miento al decir que mi vida nunca será la misma ahora que Michael Jackson se ha ido.

Cuando era joven, el fenómeno que este pana, que empezó su vida bien negrito de verdad, pelo malo y narizón y todo aunque no lo crean, apenas empezaba a despegar. Recién estaba teniendo éxito con sus hermanos Marlon, Jermaine, Tito y Jackie, tanto que hasta tuvieron su propia comiquita, algo que sólo los Beatles habían logrado para ese entonces.

Poco después, Michael se iría como solista, y ahí fue cuando yo lo empecé a escuchar por una tía apenas diez años mayor que yo que vivía con nosotros. Tenía 11 años y escuchaba a este negro de vocecita chillona y me lo tripeaba como pocos. “Off The Wall” fue una de las primeras canciones que recordaba de él.




(¿Sabían también que el hombre estuvo en una película? Pasa que no lo reconocerían hasta que abre la boca y empeiza a bailar: era en la versión musical de 1978 de El Mago de Oz llamada The Wiz, con Diana Ross. Michael era el espantapájaros. "Ease On Down The Road" era el tema principal.)




El tipo se estaba convirtiendo en un fenómeno poquito a poquito. Y de repente: Thriller, el disco. Nadie, y de verdad digo NADIE, puede comprender el impacto de este disco ahorita, y no ayuda que la edición de 25 años no fue el éxito que esperaban. Todo empezó con el doble golpe que fueron “Billie Jean” y “Beat It”, dos canciones cada una con su propia historia: la segunda por su legendario solo de guitara de Eddie Van Halen, y la primera porque durante una reunión de los Jackson 5, Michael presentó su famoso “Moonwalk”.




Luego vino el famoso (es que todo de este coño era famoso) guante de lentejuelas, el comercial de Pepsi-Cola de 1984 donde casi pierde el pelo, colaboraciones con Paul MacCartney (“The Girl Is Mine”) y, claro, el tema “Thriller”, que terminó siendo el videoclip más costoso de la historia.



Thriller dio dos sencillos más (“PYT (Pretty Young Thing)” y “Wanna Be Starting Something”) y le resultó al flaquito la bicoca de ocho Grammy en 1984 (sí, estuvo casi dos años cosechando éxitos).

Cierto, después vinieron cuatro discos más (Bad, Dangerous, HIStory y Invincible) que por supuesto, por más éxito que tuvieron todos excepto el último, nunca superaron a Thriller. Vino el cortometraje Captain EO para Epcot Center, y la película Moonwalker. Vinieron miles de cirugías que lo transformaron en una especie de ser andrógino. Vinieron sus extrañas excentricidades, como su amigo Bubbles el chimpancé, todo el rancho Neverland y la cámara hiperbárica. El matrimonio y el, ejem, sincero beso con Lisa Marie Presley. Y claro, vinieron todos sus rollos legales.

Pero es el Michael Jackson que hizo que me aprendiera toda la coreografía de “Thriller” que hizo incluso ridiculizarme hasta un punto penoso, el que hizo que me aprendiera “Bad” y “Smooth Criminal”, el que cada vez que aparecía innovaba de alguna manera o demostraba que aún tenía algo que ofrecer (digan lo que quieran, pero en su último video, “You Rock My World”, el hombre juntó a Chris Tucker, Michael Madsen y Marlon “El padrino” Brando en un videoclip). El que le dio su primer trabajo como actor a Wesley Snipes (en el video de “Bad”). El que, más allá de sus miles de rollos mentales, fue un artista consumado, que sabía cómo crear un sencillo mágico, que supo usar videos, que era un bailarín excepcional... que durante muchos años nos acompañó con buena música.

Su vida fue recortada trágicamente, y ahora sólo puedo aspirar a que finalmente encuentre la paz que seguramente lo eludió durante todos estos años. Descansa en paz, Jacko.

Posted in , , , | 1 Comment

Tus poderes de Lolita no tienen efecto sobre mí. ¡VÍSTETE!

Una compañera de trabajo me mostró sus consabidas fotoimagen-lolita-version-animes de un largo  fin de semana en Facebook. Muy rutinarias, hasta que se para en una cuyo sujeto –su pose, la poca ropa-- me llama la atención. Pareciera que no fui el único que ha tenido dicha reacción cuando ve la fulana fotico (que ya tenía cinco comentarios), pues a los cinco segundos me llega la explicación.

“Esa es la prima de una de las que estaba con nosotros”, cuenta la compañera. “Bella, ¿no?”

No pude negarlo.

“¡Tiene 16 años!”

Lo niego rotundamente. Y soy sincero. De hecho, me siento hasta avergonzado. Del tiro me retiré de la oficina.

(Sí, es en serio. Hay un límite.)

El hecho me recordó algo que viví cuando era profesor de inglés, hace unos cinco años. Los sábados en la mañana le daba clases a dos hermanitas, una de 17 y otra de 14. Ambas –la mayor en particular—estaban aparentemente decididas a un día venir en traje de baño, pues siempre traían un escote, una blusa corta, una minifalda, o cualquier combinación de las tres. Y no eran feas, las condenadas, además de buenas estudiantes y hasta simpáticas. No tengo que decirles el efecto que causaban entre la población masculina del instituto.

Y en esa misma época, había una niña también de 17 años que se vestía de forma parecida, fumaba y tenía unos dibujos muy... ejem... explícitos en su celular. No me consta, pero se rumoraba que tuvo “algo” –breve, pero no es el punto—con uno de los profesores. Uno contemporáneo conmigo.

Sé que sueno como un puritano que ciertamente no soy –sí, yo también me he buceado niñas a duras penas mayores de edad en mi vida—, pero este fenómeno de las nuevas Lolitas es una de las razones por las que tengo tanto pánico de ser padre de niñas. Cierto, una niña puede ser una de las cosas más dulces de este mundo, pero esa niña se convertirá en una adolescente que no se ve para nada como las niñas a mi edad. Quiere decir pendientes de chamos, los piercing en el ombligo (que parecen estar pasando de moda, sin embargo) y mostrar más y más piel.

Y eso no es todo: ahora sé de niñas de 14 años que le piden a sus padres operarse los senos. Menos insólito que eso son padres que de verdad lo aceptan, coño. Ya no bastan pushups ni nada de eso, no; la carajita quiere ser tetona desde ya. Esta es la misma que llegará a la playa con un diminuto hilo dental, y consideremos cómo va evolucionando dicha prenda, además esperando que sólo atraigan a los “chicos lindos” y no a “los babosos”. Sí, Luis.

Ese creo que es parte del problema. La revolución sexual está aquí; las series están mostrando más piel que nunca, hay trajes de baño por doquier en cada publicidad, e incluso las llamadas “series juveniles” se están volviendo un tanto adultas. Ejemplo: la nueva de Venevisión, Qué Clase de Amor, donde oí un parlamento que aún me deja loco (la´stima que no conseguí el video): “Tendré camisa azul, pero yo también soy mujer”. WHAT?! Procedamos a ver que hay muchas niñas en trajebaño aquí, y muchos chamos jugando básquet sin camisa, y bueno... hormonas alborotadas, gracias.

Insisto, yo no soy ningún puritano. Pero ante ese bombardeo, los chamos están queriendo experimentar el sexo cada vez más libremente y cada vez más temprano. Y bueno... lamento decirlo, pero el mundo ajetreado de hoy en día está dejando a cada vez más padres delegar algunas funciones esenciales en la televisión. Desconozco si la liberación sexual de algunas chamas sea tanta como para acercarse a su papá y preguntarle sobre sexo. Y si dicho papá podrá tolerarlo.

Podemos sentarnos a discutir además todo lo que quieran sobre valores, moral y demás, y sobre presión de pares y todo; después de todo, es bien difícil para una niña que ve no sólo a tronco de mamis en la televisión y en las revistas, sino en la vida real, muchas veces sus amigas, conseguir novio y tener toda la atención que ellas desean sólo por mostrar barriguita o manque sea el principio de un escote. A menos que se le haya desarrollado una buena autoestima, la niña (y a veces el chamo) va a ver qué están haciendo sus pares para atraer la atención del sexo opuesto y va a querer hacer lo mismo.

Y Facebook empieza a contribuir. No está llegando a los extremos de hi5, eso sí. Yo siempre he dicho que hi5 es el sitio donde los chamos buscan con quién tirar, mientras Facebook es donde buscan verdaderas amistades, novi@s o bueno, con quien tirar. Una búsqueda de fotos de mujeres entre 17 y 21 años dará un porcentaje muy grande de fotos de perfil no sólo en la playa, sino que parecieran sacadas de –cédula volando—El Diario en la Playa. Facebook aún tiene un poquito de esa imagen inocente, pero considerando algunos grupos que empiezan a aparecer por ahí eso como que no va a durar mucho más. Y muchas veces, aún no se toma la precaución de hacer los perfiles abiertos sólo para las amistades.

Todo esto hace que el prospecto de tener una hija, mientras no sea algo que rechace, sí sea algo que me llena de profundo terror. Si además consideramos que si Dios quiere, la madre de mi hija le va a heredar su belleza física (que es mucha) y su coquetería (que me encanta), se darán cuenta que sí, estoy contando los pollos mucho antes de que nazcan (coño, la gallina ni ha sido pisada por el gallo aún), pero no me deberían faltar motivos para preocuparme.

Todo, todo absolutamente todo, se remedia con una buena educación y una comunicación abierta y sincera. Y ese al final es mi gran consuelo. Parte de mi deseo de tener hijos es porque quiero pensar que tengo la habilidad de transmitir conocimientos y poder conversar con gente menor que yo. Además, considero que tuve un extraordinario ejemplo en mis padres (aunque claro, ellos no tuvieron hijas).

De modo que, como siempre digo, que sea lo que Dios quiera. Sólo espero que cuando me toque pasar por el momento en que se estén buceando a mi hija descaradamente, tenga o la calma para afrontarlo civilizadamente...

...o la habilidad para crear urticaria a distancia.

Posted in , , , | 11 Comments

Hoy hace 10 años: Metallica en el Poliedro

Es difícil creer que hoy ya son diez largos años desde esa noche arrechísima (no puedo decir "mágica", "increíble", ni mucho menos "espectacular"; sólo una palabra justifica esa noche...). He ido al menos a cuatro conciertos más desde entonces, y ese sigue siendo el único que ha llenado al Poliedro y el que más emocionante ha sido. He escuchado a algunos que dicen que el reciente concierto de Iron Maiden en Colombia (al que mi hermano tuvo el gustazo de ir) parecía más bien uno de Alejandro Fernández o algo, porque más de uno lloraba; sé de lo que hablan, pues yo lloré de la emoción más de una vez. Eso fue sencillamente... brutal.

Ya el día prometía ser especial por un acto de caridad que todos hicimos con un compañero. Benito era cubano y tenía unos ocho años en el país. Él escuchaba los discos de rock que podía conseguir en el mercado negro, y su banda favorita es --of course-- Metallica. Cuando se enteró que vendrían, no pensaba que iba a poder ir porque no le alcanzaba la plata. Sus compañeros de trabajo no íbamos a permitir eso. Moviendo cielo y tierra (ya era la última etapa de preventa), le logramos conseguir una entrada. El Be
no no se lo podía creer.

Llegamos y yo no podía creer el espectáculo a la entrada. Si han ido al Poliedro (o a cualquier otro sitio público de espectáculos), esperan ver gente afuera, simplemente hanging around o pendiente de comprar/vender una entrada. Esta vez, habían docenas de pobres diablos con carteles al estilo "Will work for food". Pero estos decían "Compro una entrada. Pago lo que sea." Un chamo tenía un cartel que decía "Te pago 180.000 bolívares. No me importa si es en el baño" Y lo pagó, según decía El Nacional del día siguiente: 180.000 bolívares por una entrada que costó 45.000 en su etapa más cara (yo pagué 25.000, en la primerita etapa; sí, la imagen no es de mi entrada, aunque igual aún la conservo). Mi amiga Annalee vio a un pana pagar 160.000: 120 en plata, y el resto con un reloj y los zapatos. Bien coñoemadre el carajo que se la vendió, ¿no?

Fuimos un grupo del trabajo: José Luis, Annalee, por supuesto Benito, un pana al que lamentablemente olvidé su nombre Francisco Caldas quien fue el que empezó a hacer la cola porque llegó de primero, y un gordito al que también he olvidado el nombre llamado Pablo. Llegamos como a las 5:30, y de pana que qué rica es esa vibra, esos momentos antes de entrar a un concierto al que de verdad has esperado ir con impaciencia. No hay nada que se le pueda comparar.


El siguiente espectáculo que presencié tampoco me lo podía creer. El Poliedro de Caracas, en su mejor época, tiene una capacidad para unas 12.000 personas. Los más críticos decían que llenar el Poliedro es toda una hazaña, pues como la plata es corta lo pensamos bien para pagar una entrada. Pues bien, los únicos asientos vacíos en esta ocasión eran los que estaban detrás del escenario. Jamás había visto el Poliedro así de lleno. Ni siquiera en los Gaitazos a los que he ido de fecha más reciente, ni con Maná, ni con ningún otro grupo. Sólo Metallica ha logrado llenar el Poliedro a rabiar. (Bueno, capaz uno de esos encuentros de reggae
ton... Puaj...)

A las 8 de la noche, se abrió el acto telonero: Paul Gillman. Opinión muy personal: hay que admirar un carajo que ya tiene más de 30 años tocando rock pesado en un país como el nuestro. Que recientemente se haya metido a chavista radical era otra cosa; en ese entonces simplemente era (es) un pana con un ego que no cabía dentro de ese recinto. T
enía varios días diciendo que se retiraría, que éste sería su último concierto, que nadie le interesaba ya lo que ahcía. Pues bien, el día antes, en su programa de radio "La Esencia" (buena música, si aprendiera a callarse la boca), dice que si el día del concierto de Metallica veía 100 banderas de Venezuela, se quedaría.

Bien.

Como dije, el hombre se vino en escena a las 8 de la noche, y durante media hora, se paseó por todo su repertorio: "Dr. Kanoche" es la única que recuerdo, ex
cepto la última. Durante "Levántate y Pelea", dijo "¡Este es el momento! ¡Quiero ver esas banderas!" Miren, a este punto, yo ni recuerdo si hubo 100 banderas o no. Pero el hombre hizo como si contara, y lo siguiente que dijo fue: "¡Gracias criaturas de la noche! ¡Gillman... SIGUE!"

Ah, que bien.

Eso sí, será un bolsa egomaniático, pero Gillman se sabe mover en escena (o lo sabía hacer). Y su banda es (¿era?) de lo más talentoso que se puede encontrar. Fue un preámbulo decente para lo que venía.


Y oh, lo que venía...

A las 9 en punto, empezó a sonar la música que Metallica ha venido usando en el previo de todos sus conciertos: el tema inicial de El Bueno, El Malo y El Feo. Las luces comenzaron a bajar, y en el punto más climático, de repente, sin avisar, el trueno de una guitarra, el golpe de un bajo, y un solo grito de más de diez mil almas que habíamos esperado este momento desde hace décadas.

Con "Breadfan", Metallica había llegado a Venezuela.

Como ya les dije, yo lloré.

Metallica se paseó por todo el repertorio que sus fanáticos añorábamos escuchar, como me dirái Benito después; se repartieron todo por partes iguales desde Kill 'Em All hasta Reload, con nada más una de Garage, Inc., el álbum que apoyaban en esta gira. (Yo extrañé "Turn The Page", pero ése sólo soy yo.) Qué grupo de tipos tan de pinga, tan compenetrados con su audiencia; los tipos pertenecen en un escenario. Y el sonido de 80.000 vatios nunca falló, y por supuesto toda la pirotecnia que se puedan imaginar. Este es el tracklist de esa
noche:

  • "Breadfan": Qué entrada tan perfecta.
  • "Master Of Puppets": No tengo que decirles que la casa se vino abajo con esta vaina)
  • "Of Wolf And Man": El bajista Jason Newsted jodió un ratico con nosotros: "Ok, Caracas, let's hear some wolves out there..."
  • "The Thing That Should Not Be"
  • "The Memory Remains"
  • "Bleeding Me"
  • "The Four Horsemen"
  • "For Whom The Bell Tolls": Cliff Burton era un rey, QEPD; pero sería muy injusto no decir que Newsted se le mide en este tema (claro, ayudado con una uña)
  • "King Nothing" (mi favorita de Reload)
  • "Wherever I May Roam"
  • "Nothing Else Matters": James Hetfield cantó esta sentado en gran parte sobre un banco, iluminado él solo. Una atmósfera bien surrealista. Sí, hubo encendedores.
  • "Sad But True"
  • "Creeping Death": Newsted compartió vocales con Hetfield como habían hecho en su gira en apoyo al álbum negro.
  • "One": Coño, me acuerdo de ese momento y me erizo. Qué increíble fue... El sonido de ametralladoras y bombas se escuchan, con un juego de fuegos artificiales y demás. Kirk Hammett y Lars Ulrich, que habían dejado el alma hasta aquí, de verdad ahcen de esta canción suya: Ulrich con su doble bombo que te retumba en el cráneo, y Hammett con una guitarra a mil por hora.
Un recuerdo muy particular durante esta canción. Yo vi todo el concierto en la olla, porque así es como considero que se debe ver un concierto así (de hecho, toda la olla se volteó a los asientos especiales y gritaban, "¡Mariquito VIP! ¡Mariquito VIP!"; antes compartía esa ideas, pero ¡tampoco así!). Bueno, en pleno peo de "One" (al menos creo que era durante ella), estoy en pleno "moshing", cuando de repente me tropiezo con un muro de carne. Dos panas que parecían los hijos perdidos de Pie Grande con un luchador de sumo estaban ahí dándose duro con la música. Uno de ellos me llevaba toda una cabeza de altura. Bueno, este señor se llevó un... ejem... cigarrillo a la boca, aspiró hasta dejarlo por la mitad, y botó todo su humo en mi cara. No tengo que decirles que me "tripée" los siguientes minutos, ¿verdad?
  • "Die Die My Darling": Como se darán cuenta, lo único que tocarían de Garage, Inc. Sí, yo tampoco lo entendía; pero díganme, ¿se habrían quejado?
  • "Battery": Un cierre absolutamente perfecto. Yo no sé cómo salí vivo de esa olla, jejejeje.
Y así terminó. A las 11:15, los cuatro panas se juntaron, James jodió un ratico con un roadie que trataba de volver a poner las uñas en el stand de micrófono más rápido de lo que él las lanzaba al público, Lars lanzó unas baquetas, Jason y Kirk saludaron a los que estaban cerca, y nos despedimos. Yo estaba totalmente bañado en sudor, tanto que al salir empecé a temblar por el aire frío. Pero mirábamos alrededor, y lo único que veíamos eran caras de felicidad. Era como si nada malo nos pudiera volver a ocurrir jamás, o si nuestras vidas simplemente empeorarían desde este punto porque nada podría superar esto.

Básicamente, Metallica había tocado en Caracas. ¿Cómo superabas eso?

Posted in , , , | 6 Comments

Meme: ¿Qué harías antes de partir?

¿Quiénes vieron Antes de Partir? La película del año pasado con Morgan Freeman y Jack Nicholson no fue un éxito especial en taquilla, pero a mí me tocó algunas fibras sensibles, como dije en la reseña en mi otro blog. Y bueno, he aquí el resultado de dicha inspiración.

Todo el mundo tiene un plan de vi
da, un conjunto de metas que uno quiere alcanzar antes de reunirse con su Creador al final de lo que esperamos sea una larga y productiva vida. Eso puede ser una familia, una empresa propia, una vivienda propia en tal zona, etc. Pero hay también eventos individuales que uno quiere vivir por cualquier razón que uno quiera, más que nada por satisfacción personal. Puede ser algo tan grandioso como pararse en el Himalaya o recibir un beso bajo la luna llena. Esa es la lista de eventos que comparto con ustedes hoy, sin ningún orden en particular ni ningún plan, y quisiera saber cuáles serían los de ustedes.
Reglas:

  • Deben ser 10, 50 ó 100 metas. Ni más ni menos.
  • Deben todas ser más o menos realistas. Claro, yo no creo que viaje a la Luna antes de morir, pero si ustedes creen que sí....
  • No pongan una fecha específica ni un orden de importancia. Simplemente que sea antes de dejar este mundo.
  • Traten de evitar cosas tan mundanas como "Quiero acostarme/besarme/pellizcarle una nalga a X celebridad". A menos claro, que su vida esté tan llena de esos, ejem, sueños. Acéptenlo de una vez, Aura Ávila no los va a llamar.
  • Al menos cinco imágenes que ilustren sus deseos. Allá yo que puse muuuchas más. :)
  • ¡Compartan!
Anyway, aquí les va:
1.- Pararme frente al Salto Ángel.


2.- Nadar con una ballena
gris, jorobada o azul.

3.- Ver a mis hijos en un país próspero y con un mínimo de conflictos.

4.- Ver una película (o diez) en el Alamo Drafthouse en Austin, Texas. Alterno: el Teatro Chino de Los Angeles.

5.- Tener mi voz en un programa o película doblado. ¡Ya hice el curso! (De doblaje, digo.)

6.- Tener mi propio programa de radio.

7.- Asistir a un festival de cine.

8.- Lanzarme la caminata hasta Los Nevados en Mérida. (Aquí el mapa, cortesía de Google Maps, claro.)

9.- Viajar (en ese orden) a Japón, Australia, Tailandia, España, Alemania, Chile, Argentina o Canadá.

10.- Hacer el amor en la playa (punto extra si es de noche y luna llena).

11.- Hablar largo y te
ndido con mi hijo sobre la vida y la muerte. Y me entienda.

12.- Darle dos nietos a mis padres. (Esto creo que debería ser antes que ellos partan, pero bueno...)

13.- Escribir un libro.

14.- Sembrar un árbol. (Y sí, tener un hijo.)

15.- Viajar a las Islas Galápagos. Sí, para estar como en la foto. :)

16.- Conmoverme hasta las lágrimas con algo que me hayan escrito (niños o pareja).

17.- Ver el Guaire limpio.

18.- Pasar un día con una tribu indígena en cualquier país (mongoles, yanomamis, cheyenne, masai...)

19.- Viajar en tren.


20.- Aprender a cocinar. (BONO: preparar una cena para mi familia.)

21.- Dar un beso largo, intenso, tierno y apasionado en un sitio cómodo pero de poco espacio.

22.- Hacer el Camino de Santiago.

23.- Llevar a mis hijos a Disneylandia.

24.-
Conocer la Gran Sabana.

25.- Ver los Diablos Danzantes de Yare.

26.- Asistir a la procesión de la Divina Pastora. (Bono: si en algún momento tengo que mudarme de Caracas, que sea a Barquisimeto.)

27.- Volver a San Francisco, California.

28.- Hiper-galla: Asistir a la Convención de Origami USA en Nueva York.

29.- Pararme en Ayers Rock, en Australia.

30.- Asistir a un concierto de rock en un estadio extranjero, o en un club tipo The Whisky A Go Go. (Bono: ¡ir al Whisky A Go Go!)

31.- Probar ajenjo sin consecuencias que lamentar. (Bueno, sin muchas consecuencias que lamentar.)

32.- Viajar a Rumania y conocer el castillo de Vlad Tepes (a.k.a. Drácula).

33.- Ver una película con Alfonso Molina (o cualquier crítico de cine, local o internacional, de esa altura).

34.-
Tener un autógrafo de Sean Connery. 35.- Recorrer Latinoamérica, como lo hiciera el Che Guevara (uno de los pocos ejemplos a seguir del hombre).

36.- Visitar el
Museo y Salón de la Fama del Rock & Roll en Cleveland, Ohio.

37.- Asistir a un juego de béisbol (no he ido aquí porque vivo en Caracas y soy magallanero, por lo tanto temo por mi bienestar físico, jejejeje).


38.- Volver a la Rivera Maya (Cancún).
39.- Amanecer en el Llano de Apure o Guárico.

40.- Entrevistar a
Leonardo Padrón. Para los que no sepan, es un escritor, dramaturgo, poeta, guionista y entrevistador venezolano.

41.- Pasar un fin de semana en Los Roques (quién no, ¿verdad?)


42.- Conversar con alguna figura influyente internacional. Aspiraría que fuera Nelson Mandela, pero dudo que suceda en mi vida, por aquello de que él ya está al final de la suya. ¿Quién me sugieren? :) (Por mi profesión de periodista he podido entrevistar a algunas personalidades bastante influyentes aquí en Venezuela, por eso creo que el reto es que sean internacionales. Ojalá don
Arturo Uslar Piertri hubiera estado vivo cuando empecé la carrera.)

43.- Ver una de las
Biblias de Gutenberg. Sólo quedan cuatro copias completas en el mundo.

45.- Visitar uno de estos museos (o todos, pues):
el Louvre, la Galería Nacional en Washington, el Museo del Prado, el Museo Arqueológico Nacional de Atenas o la Galeria de los Uffizi en Florencia. BONO: ver los cuadros La Gioconda (sí, la Mona Lisa) de Da Vinci, El Grito de Edvard Munch, El Bombardeo de Guérnica de Pablo Picasso o La Persistencia del Tiempo de Salvador Dalí. 46.- Visitar la Capilla Sixtina (¿qué católico no quisiera conocer el Vaticano?)

47.-
Viajar a la Tierra Santa (Israel) y de paso tratar de conocer todo lo que pueda del Medio Oriente. Incluso Iraq.

48.- Oir de mi hijo y/o especialmente de mi hija: "¿Reggaeton? ¡Odio esa vaina!"

49.- Lanzarme en parapente o paracaídas. ¡Juro que lo haré!

50.- Asistir al Lebowski Fest o al Shawshank Redemption Trail, dos festivales que celebran dos de mis películas favoritas.

51.- Contemplar un atardecer en Barquisimeto.

52.- ¡Viajar al Zulia! Sólo espero la tramitación de la visa. ;)

53.- Disparar un arma. No contra algo vivo, ojo.

54.- Tener un perro. Lo más probable es que sea un beagle, pero quisiera que fuera un pastor alemán. O un boxer. Cualquier cosa excepto un pitbull, gracias.

55.- Fotografiar a alguna especie en peligro de extinción en su estado salvaje. Por supuesto que de primero el cardenalito, pero también quisiera ver un tití león, un leopardo de Amur (sí, seguro) o un rinoceronte de Java. De primero, un cóndor andino volando en los cielos de los páramos andinos de mi país.

56.- Montar un avestruz. ¡Menos mal que no tengo que viajar muy lejos para hacerlo!

57.- Hacer un curso de fotografía. Preferiblemente con Roberto Mata.

58.- Hacer un posgrado. Preferiblemente de periodismo digital. Aquí o en el exterior.

59.- Tener una pecera de pared. Léase, toda una pared como una pecera.

60.- Tener un loro o periquito. Eso sí, nada de capturado en estado salvaje. Criado en cautiverio de manera legal: No voy a contribuir a que sigan en peligro de extinción.

61.- Viajar a las Cuevas del Guácharo, las cavernas Carsbald o las Cuevas de Altamira.

62.- Visitar las ciudades de Barcelona, Washington, Buenos Aires, Estambul, Praga, Francia, Londres o Ciudad del Cabo.


63.- Asistir a una conferencia en el exterior. No importa realmente de qué, pero quiero la experiencia de viajar por cuestión de educación.


64.- Dar una serenata. Si no a mi novia, a mi madre.


65.- Ver a mis padres cargar a sus nietos.


66.- Cargar a los míos.


67.- Volver a Nueva York.


68.- Aunque no lo crean, no tengo ningún tipo de urgencia por conocer Hawaii. Me intriga muchísimo más viajar a Fiji. Aunque si se da Hawaii primero tampoco me voy a poner bravo. Al menos me gustaría ir a un auténtico luau, pero no hay que ir a Hawaii para uno.


69.- Consideren esto una ligera trampa, porque además que va un poquito en contra de las reglas, creo que aunque realmente quisiera hacerlo es lo menos probable que suceda (sí, aún menos que ver a un leopardo de Amur): quisiera hacer el amor en una oficina. :) (¡Después de horas, coño!)


70.- No me lo van a creer tampoco, pero quiero viajar a Cuba. Preferible cuando sea un tanto más, ejem, democrático, pero si es antes no me importa.


71.- Colaborar para un medio internacional. En inglés o en español. (Hay algo por ahí viniendo, pero sería bueno que me pagaran.)


72.- Publicar mis memorias (y no, no es lo mismo que escribir un libro).


73.- Escribir un perfil periodístico, ya sea de algún personaje histórico (Cipriano Castro sería a quien escogiera), actual (Pompeyo Márquez, quizá, o Alberto Barrera Tyszka) o un sitio (estuve a punto de hacer uno de la Plaza Altamira, y aún quiero hacerlo).

74.-Ver a un
ave lira en estado salvaje. Esto debe ser el equivalente de ver un concierto de una sola persona.

75.- Asistir a un concierto en el Carnegie Hall de Nueva York o el Royal Albert Hall de Londres. Preferiblemente para escuchar una interpretación de los Conciertos de Brandenburgo. Un extracto:



76.- Ver el antiguo sitio del Muro de Berlín.


77.- Caminar por la Gran Muralla China.


78.-
Tomarme un café en la avenida Corrientes de Buenos Aires.

79.- Comprarme un libro en la Librería El Ateneo de Buenos Aires. (¿Que no les dije ya que quiero conocer Buenos Aires?)

80.- Conocer la zona de los viñedos y Valparaíso, en Chile.

81.- Pasear por el National Mall de Washington, D.C. (es la zona donde está el Lincoln Memorial, el Washington Monument y todo el conjunto del Instituto Smithsoniano). Llámenme mórbido, pero ir al cementerio de Arlington también es un sitio que quisiera visitar.

82.- Hablando de mórbido: visitar las tumbas de Jimi Hendrix (Seattle), Bruce Lee (también Seattle), John F. Kennedy (Washington) y Jim Morrison (París).

82.- Pasear por Barcelona, España, y conocer el templo de la Sagrada Familia. Aunque toda la ciudad me intriga.

83.- ¿Que no lo quiere todo el mundo? Conocer Machu Picchu. Aún más que las Pirámides de Egipto. Ah y ya tengo el placer de haber conocido Chichen Itzá.

84.- Beber en un pub escocés (o inglés). Sí, en Escocia.

85.- Comer serpiente de cascabel. En una ocasión, manejando por Miami, llegamos a una de esas tienditas al lado de la carretera y la vendían con latas de atún. Eso fue hace 15 años y aún tengo la intriga de saber a qué sabe. Eso sí, que sea legal y que me digan que las serpientes no están en peligro de extinción. ¡Hasta hay recetas! Quería también en algún momento probar aligator (o caimán) del Missisipi, pero creo que aún está en la lista de animales amenazados. Así que no.

86.- Pescar una aguja o un pez vela. Total, siempre los devuelven. Esa sería la condición. (Claro, y que no me arrastre consigo...)

87.- Viajar en globo.

88.- Caminar con mis hijos agarrado de las manos.

89.- Pasar una tarde entera con mi ahijada.

90.- Entrevistar a Jorge Drexler. No hay un músico que me parezca igualmente talentoso, humilde, auténtico y buen conversador. Y evitaría preguntarle sobre "Al Otro Lado Del Río". Prefiero "12 Segundos de Oscuridad".



91.- Pedir matrimonio de manera memorable. Algo tipo cuando Chandler le pidió a Monica, o la escena en Step Mom. Sí, así todo gallote, I don't care.

92.- Conocer Bogotá y Cartagena de Indias.

93.- Viajar a las sabanas del Serengeti en Kenya para un safari fotográfico.

94.- Quizá el más superficial de todos, pero tener una consola propia. Preferiblemente un Playstation 3, pero cualquiera.

95.- Dormir plácidamente durante 12 horas. BONO: abrazado a mi esposa.

96.- Ver a mi hij@ dormir.

97.- Entrevistar a mis dos críticos de cine favoritos: Roger Ebert o Peter Travers. Aunque no lo crean, por proyectos inmediatos, esto quizá suceda muy pronto. Quizá.

98.- Aprender a bailar salsa. Tengo el concepto básico pero hasta ahí. ¡Eso no puede ser, chico!

99.- Conseguir el autógrafo de Stephen King. (Para los que me conocen, era como obvia, ¿no?)

100.- Y para cerrar hago trampa, pues esto es algo que NO quiero hacer antes de morir: morirme antes de hacer al menos la mitad de todas estas cosas.

Nada más me tomó cuatro días... ¿Cuántos te tomará a ti? :)

Posted in , , , | 2 Comments

Ay Dayana... qué hiciste Dayana

El año pasado, ¿se acuerdan como todos --menos algunos-- celebramos por todo lo alto que nuestra bellísima Dayana Mendoza había ganado el Miss Universo, casi 15 años después de que Alicia Machado lo ganara y bueno, todo lo que vino después? ¿e acuerdan de todo lo que se dijo? Ay tan bella que es, ¿y viste qué bien contestó? y chamo que buena está, y esos ojotes, y es tan simpática, esta sí nos va a dejar en alto... hasta que... ups...


Resulta que la United Service Organizations (USO), una ONG que se describe como "el enlace entre el público y las fuerzas armadas norteamericanas", invitaron a Dayana y a Miss Estados Unidos, Crystal Stewart, a visitar la base militar de Guantánamo. Y bueno... al día siguiente la nena Mendoza escribe en inglés sobre su visita en el blog que tiene en la página de la Organización Miss Universo, según reporta BBC Mundo:

"Andábamos con los muchachos de la Costa Este. Nos mostraron el bote por dentro y por fuera, cómo trabajan y qué. Dimos una vuelta por tierra y fue muuuuuy divertido", decía la reina de belleza (...) Mendoza también recorrió los campos de detenidos y vio 'las cárceles, cómo se entretienen con películas, clases de arte, libros'.

"Fue muy interesante", opinó Mendoza.

En suma, a la miss le pareció que el lugar era 'hermoso, relajado y calmado', aseguró que la trataron en forma "increíble", y expresó no querer irse del lugar".

Ay cariño, ¿qué has hecho?

No tengo que decirles la... ejem... polémica que han formado esas declaraciones. En especial luego que el New York Times lo comentó en uno de sus propios blogs. Hoy los comentarios de Dayana fueron eliminados (algo así como apagar el fuego después que quemó la primera hectárea) y sustituidos por un comunicado de la organización, que decía:

"Los comentarios de Dayana Mendoza en su blog fueron en referencia a la hospitalidad que recibió mientras conocía los miembros del ejército de EE UU basados en Guantánamo.

La Organización Miss Universo se hace eco de la misión de la USO, que es elevar los espíritus de las tropas estadounidenses y sus familias donde sea que sirvan. Continuaremos mostrando nuestra apreciación y expresando nuestra gratitud al personal militar que sirven nuestra nación".

Ah bueno, así sí, ¿no? ¡Todo perdonado! ¿Verdad?

No.

Dayana, desde el principio, ha derrochado carisma, belleza y una sonrisa de miles de millones. Y una de las cosas principales que se hablaba de ella era su inteligencia, su compasión y sus ganas de trabajar. Y del tiro, cuando abrió su boquita (o puso a mover los deditos) para decir la pequeña barrabasada que dijo, todo el mundo se apresuró a decir lo bruta que era, lo ingenua que era, que hasta cuándo estas misses van a dar esa imagen, y bueno, considerando la historia de Ana Teresa Oropeza, o la de Mónica Spear, como que no se les puede discutir mucho.

Pero más que ingenuidad (que le sobra), creo que Dayana cayó en el triste papel de "tonta útil" de la USO. Nadie en esa organización osaría decir algo en contra del Ejército estadounidense, y estoy seguro que nadie en la OMU se le acercó y le dijo a Dayanita "Mira, hay unos rollos en la prisión de esa base, que la Human Rights Watch la tiene en la mira, así que bueno, a lo mejor no vas a ver lo peorcito, pero para que sepas, ¿ok?" Y bueno, estoy convencido que a la Dayana ni se le pasó por la cabeza preguntarle a los guías "¿Y cómo tratan a los prisioneros? ¿Bien?"

Esto es lo que sucede cuando tratas de unir el mundo "rosa" con el mundo real. Que una Miss trabaje por el bien de la humanidad, visitando los países más necesitados como embajadora de buena voluntad, quizá regresando con ganas de hacer lo que ella pueda por ayudar, está bien. Que los Estados Unidos demuestren apoyo a sus militares --algo que hacían casi ciegamente hasta Bush, Abu Ghraib, Irak, Rumsfeld, Bush, Cheney, la Ley patriota y Bush-- es algo normal. Y si a una Miss tú la atiendes como un caballero y sólo le muestras el lado "bonito" del asunto, pues ni modo, la niña va a decir que "el mar de la bahía de Guantánamo es muy azul, bellísimooooo".

Pero a la vez, también me molesta un poco la actitud de algunos que entonces ahora le machacan a la pobre Dayana de inconsiderada, ignorante, bruta, animal, tarada y demás, sólo por ser miss. ¡Mijos, a la caraja nada más le mostraron, como ya dije, el lado "inocente" de la cosa! ¿Qué esperaban? ¿Que la tipa llegara y dijera "No, yo he oído unas cosas horrorosas de la prisión de aquí, me hacen el favor y me llevan allá que esto lo voy a denunciar YA a ver si esto me lo cierran para ayer"? ¿Que creen que la niña es como nosotros, que se lee cuarenta periódicos y está pendiente de todo lo que pasa en el mundo? Si en efecto se sabe que la niña no lee muchos periódicos, ella necesita a alguien que la asesore y la mantenga informada del sitio al que va para que no meta la patita.

Todo esto revela dos cosas que creo que es lo que el mundo critica: el lado sucio del aparato propagandístico de cualqueir organización, y la falta de preparación que aún la más pintada de las misses puede tener. A Dayana nunca la he visto como una chica plástica, de esas que van por ahí, como cantara Rubén Blades, pero tampoco era la erudita que Bárbara Palacios (ahora toda una empresaria) parecía ser. Ahora pues...

Sinceramente espero que toda esta polémica que ha montado sus comentarios le despierten algo a Dayana y haga dos cosas: (a) que ahora se entere un poquito más de los sitios que va a visitar en los cuatro meses que le queda de mandato, y (b) que empiece a leer un poquito más sobre el mundo que la rodea. Y a todos los que la critican, que no le quito su razón, piensen que tanta culpa como Dayana --cuidado y si no más-- tienen la USO y la OMU, pues, si un loco te pega con un garrote, ¿de quién es la culpa, del loco o del que le dio el garrote?

Posted in , , , | 7 Comments

Ese tema tabú: la religión

Aclaratoria: Estoy consciente que muchos de mis amigos no caen en esto por malicia, y que no aplica a la mayoría de la gente que conozco. Aún así, si ofendo a alguien por decir algo que no es verdad –y cuando hablas de religión eso es casi inevitable-- , pido disculpas. Si se sienten identificados, bueno, ahí no puedo hacer nada.

Yo siempre voy a misa los domingos a las 6 de la tarde o a las 12 del buddy_jesus mediodía, desde que tengo al menos 10 años. Si no puedo voy un poco más temprano, o los sábados a las 6 si ya sé que no podré ir. Y si no puedo ir me aseguro de disculparme con Dios, aún cuando sé que Él me entiende. Y me he bautizado, hecho la Primera Comunión y confirmado. Sólo me falta el matrimonio.

Dos cosas me intrigan de lo anterior. Uno, que hay gente que no me lo cree. ¿Es por mi personalidad? ¿Que de verdad no parezco un tipo religioso? ¿Qué me estás queriendo decir?

Dos, es que sé que no es por mi personalidad. Por alguna razón, una vez que hacemos nuestra Primera Comunión, la religión se convierte en algo casual o incluso intrusivo en nuestra vida. Las únicas veces que nos acordamos de nuestra condición de católicos es (a) un funeral; (b) un matrimonio; (c) un bautizo; (d) la Primera Comunión de un hijo o sobrino; (e) una misa de graduación; (f) una noticia particularmente álgida; (g) un chiste que podría ofender al Catolicismo y por eso es divertid; o (h) el Papa Benedicto XVI abre su boquita para decir un par de cosas con las que no estás de acuerdo. De resto, ir a misa está fuera de la cuestión, las monjas son una pesadilla, no crees en curas y bueno, ni hablemos de Semana Santa.

No estoy juzgando a nadie, pues si hay algo que considero que es un regalo enorme de Dios es la libertad de escoger, incluso de equivocarnos si al caso fuéramos. Si alguien escoge que los domingos son para descansar echado en su cama luego de una ardua semana, pues coño, que así sea, que para algo trabajaste. Ídem ante la posibilidad de divertirte toda una semana del trabajo, si es que el gentío te deja, claro.

También, hay que estar claros en una cosa: por cada presentación en PowerPoint que pesa 800MB, tiene una música MIDI pavosísima y cierra con “Envía esto a 50 personas para que Dios entre un poquito en sus vidas”, hay un cristiano confundido (o diez decididos) que se rehúsa a abrirlas. No hemos llegado al extremo de los Testigos de Jehová de llegar predicando la palabra de Dios un fin de semana a las siete de la mañana o de voz en cuello en el boulevard de Chacaíto (y para lo que valga, tanta dedicación tiene que admirarse) en cuanto a lo intrusivo, pero casi.

¿Por qué pensamos eso?

¿En qué momento comparamos a la religión como algo molesto?

Parte de ello puede venir en ese eterno deseo que no queremos ser juzgados. Aún para todo lo liberal que es el catolicismo al compararlo con el judaísmo, el budismo y en particular el islamismo, hay mucho de lo que dice nuestra querida religión que nosotros no vemos bien. ¿Virgen hasta el matrimonio? ¿Quién ha oído de tal cosa? ¿Cuántas veces has tenido pensamientos “impuros”? ¿Honrarás las fiestas? Sí, mientras se refiera a viajar, en vez de respetar los días que hay que ir a misa, quizá. ¿Y cuántos han codiciado la mujer del prójimo (o el hombre, no se hagan las pendejas), o cometido adulterio? Menos mal que aquello de “no robarás” y “no matarás” no se han tomado en serio (¿o sí?), y aquello de “honrarás a tu padre y a tu madre” es generalizado. (¿Es más, te acordarás de los Diez Mandamientos?

Parte también puede ser que muchos consideramos los mandamientos algo en contra de la Naturaleza humana. Nosotros somos en esencia seres necesitados de sexo. No somos seres puros. No queremos ser monjes, ni curas, ni monjas. No, queremos liberarnos de vez en cuando. Somos, en esencia, animales con razonamiento. Y lo digo sin ánimos de ofender a nadie, ojo. ¿Cómo resistirnos a la tentación del sexo? Como ya nos demostró Jim Carrey en Mentiroso, Mentiroso, ¿cómo sobrevivir en esta sociedad sin decir mentiras? Si nadie se va a enterar, y nos encontramos un fajo de billetes en el piso, ¿cómo no nos lo vamos a quedar? Es mejor decir que la Biblia fue escrita en una época mucho más sencilla que la actual, donde el mundo se ha vuelto más exigente y la presión para conformarse es insoportable.

Esa es otra parte: el mundo se ha vuelto tal que hablar de religión o ser particularmente religioso se ha vuelto el equivalente a un paria. Recuerdo cuentos de una niña que se reunió en una casa de unas amigas y sugirió que se leyera la Biblia. Sí, lamentablemente se rieron en su cara. En muchas familias el saber que una hija quiere ser monja o un hijo sacerdote es preferible a que se declaran gay, pero no por mucho. (Algo con lo que tampoco estoy de acuerdo, por cierto. Ni un poquito.) Quizá sea porque ser religioso es equivalente a ser conservador...

Yo considero que cada quien debe tener su propia visión de su religión y asumirla como tal de una manera honesta y sincera. Tienes que estar claro que por alguna razón la Iglesia condena la masturbación, no apoya el divorcio (con lo que estoy de acuerdo) y mira mal la promiscuidad y el sexo premarital (¿o le van a discutir a Benedicto XVI que la mejor manera de prevenir el SIDA es simplemente no tener sexo? El condón sigue siendo esencial  si vas a tener sexo de todos modos, así que úsalo, pero lo de la abstención no lo pueden contradecir). Y si miran el mundo en el que estamos, ¿qué podría tener de malo algo de conservadurismo?

Una madre se acuesta con el hijo para evitar que se vaya de la casa. Un hombre preña a su hija porque sí. Miles están más pendientes del dinero que de cualquier otra cosa. (¿No hay uno de esos mandamientos que dice “amarás a Dios sobre todas las cosas?) La industria de la prostitución está a todo dar, y ni se cuente la de la pornografía. Infantil, me refiero. Una vida no vale lo mismo que valía hace tiempo, muchachos, estemos conscientes de eso. Y mejor no hablemos de la violencia a la que estamos expuestos (y no me refiero a la de la televisión o los juegos de video, que sé que no se le puede culpar por el estado del mundo, no sean pendejos; me refiero a lo que vemos en las noticias diariamente, en especial los que vivimos aquí en Venezuela). Es, como dijo mi buen amigo Oswaldo, una pérdida de valores increíble. Gracias a Dios que aún nos escandalizamos cuando nos enteramos, casi tanto como quizá he escandalizado a algunos de ustedes con este escrito.

Y creo que la Iglesia no puede estar exenta de culpa. Me perdonarán mis padres, mi familia y los sacerdotes de los que soy amigo, y en particular Dios. Pero en algo ha fallado la Iglesia, si hemos llegado a este punto de nuestra historia. Quizá nos han tratado demasiado como niños, en vez de razonar como adultos. Quizá el Oscurantismo fue durante demasiado tiempo y aún estamos resentidos. Hay quienes ven hipocresía en la Iglesia. Hay demasiados tele-evangelistas en el mundo, los “Pare de Sufrir”, que parecen aprovecharse de la debilidad de la gente para lograr un realero. Hay quienes sencillamente no confían en los curas. Sea como sea, la Iglesia Católica está perdiendo público a los evangélicos, o sencillamente de gente que no va. ¿Y sinceramente? Eso me parece triste.

Tener una religión es creer que hay algo mejor a lo que puedes aspirar. Es tener alguien en quién confiar más que en ti mismo (toma eso, Jorge Bucay). Es tener una base con la cual basar tu vida, o modelar tu pensamiento. ¿A quién preferirías seguir, a Gandhi o a Kurt Cobain? ¿Courtney Love, o la Madre Teresa? Y ojo: SEGUIR. No imitar.

Imitar es tratar de hacer lo mismo que ellos, hacer sus mismas acciones. Seguir es tomar en cuenta su pensamiento, y en una situación parecida, actuar de acuerdo con lo que ellos harían. No es lo mismo ni se escribe igual. Una requiere mucha dedicación, la otra menos. Uno puede seguir muchos ejemplos así. (¿Mi caso? Nelson Mandela, Gandhi, Jesucristo y mi padre. No en ese orden.)

Piensen. ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a misa? ¿Que siquiera leíste aunque sea un pedacito de la Biblia? ¿Y por qué rayos eso es algo tan malo? ¿Por qué una hora de misa, un ratico que te leas las reflexiones de San Pablo? Yo creo que no tiene nada de malo leer, conocer la doctrina y decidir qué te puede servir para guiarte. Averigua lo que es la Misión Continental Evangelizadora. Y entra en una conversación sobre religión con gente que confíes o quieras. O empieza una aquí, con este humilde bloguero.

Claro, no espero que muchos de ustedes hagan algo siquiera parecido. Y eso está bien: como ya dije, la sinceridad primero. Pero como leí una vez, una fe débil necesita el ejercicio. Y hablar siempre es buen ejercicio. Que Dios me los bendiga.

Posted in , , , | 1 Comment

Lo BUENO que nos ha dejado este gobierno

Espero que los opositores radicales que sé leen mi blog no hayan inmediatamente eliminado mi feed de sus lectores. Y espero que los chavistas que me han visitado no piensen que finalmente vi la luz. No, mi gente, sigo siendo tan opositor como siempre he sido. No estoy de acuerdo con mucho de lo que el gobierno de Hugo Chávez está haciendo con mi país, menos con los anuncios que he escuchado esta semana.

Pero que nadie se caiga a coba: Venezuela no se ha merecido la gran mayoría de sus gobiernos, al menos en el tiempo que yo tengo memoria. (Vamos a tratar de ignorar ese dicho que dice que cada pueblo tiene el gobierno que se merece.) A pesar de eso, cada gobierno nos ha dejado algo bueno, algo que debemos tratar de rescatar para asegurarnos de no retroceder jamás a lo que éramos antes.

Quiero limitarme aquí a lo que yo he percibido y no a medidores económicos o sociológicos de los que no puedo presumir conocer ya que no soy ningún experto en ello. Tampoco pretendo hacerle propaganda a lo que considero populismo o insuficiente, pues ya dije, no apoyo este gobierno. Pero tampoco soy el opositor miserable que sencillamente cree que todo lo que hace este gobierno es malo, sólo porque sí. Negar que ha hecho cosas buenas para todo el país es algo que muchísimos políticos de oposición deben tomar en cuenta para hacer una opción contraria en 2012, o sino tendremos al mismo Presidente por mucho, mucho tiempo.

  • Hemos hecho un esfuerzo por entender la política. Cada elección, cada decreto, cada movida de mata y sí, lamentablemente cada cadena nos recuerda que la política se ha metido en nuestra vida como nunca antes. Queramos o no, tenemos que entender cómo se mueve la política al más bajo nivel, y hay más maneras disponibles de participar que en cualquier otro gobierno. Lo malo es que la mayoría de la gente prefiere evitar inmiscuirse en la política por lo negativo que se le adosa, lo que hace que las mismas mañas que se han venido arrastrando desde hace tanto tiempo se repitan ad nauseum. Gracias a Dios por los movimientos estudiantiles de uno y otro lado…
  • La Historia vuelve a ser interesante. ¿Ezequiel Zamora? ¿Maisanta? ¿La Guerra Federal? ¿Eran estos nombres que usted conocía sin problema antes de 1998? Bien por usted. Aún nos falta mucho –aún nos quedamos ponchados con la gran mayoría de preguntas sobre guerras, fechas, próceres y demás—pero los libros de Manuel Caballero, Elías Pino Iturrieta, Rafael Arráiz Lucca e Inés Quintero compiten con best-sellers internacionales. La gente está mirando hacia atrás, ya sea para finalmente entender el presente, para desmentir lo que oyen en los anuncios oficiales o por auténtica curiosidad. Y eso es sano, por aquello de “aquellos que no entienden la Historia están condenados a repetirla”.
  • Apreciamos más lo nuestro. En muchos casos, ha sido por obligación, ya sea porque la Ley Resorte ha hecho crecer la presencia de música venezolana en la radio y talento propio en televisión, o porque por las restricciones de control de cambio nos ha obligado a hacer más turismo nacional. Pero lo que descubrimos o redescubrimos fue, en muchos casos, hermoso. Huáscar Barradas se convirtió en un nombre común, la Onda Nueva volvió a sonar justo en el ocaso de la vida del maestro Aldemaro, y muchos comenzaron a saber que Venezuela era mucho más que Margarita, Puerto la Cruz, Mérida y las grandes ciudades. Claro, con ello también apareció el neofolklore, que ha fallado en más de una ocasión (favor evitar escuchar la versión de “Ladrón de tu Amor” de Gualberto Ibarreto hecha por La Puta Eléctrica), nos ha dejado sentimientos mezclados (aún no sé cómo sentirme respecto a Rafael “El pollo” Brito) o en efecto ha sido brillante (gracias a este disco, una generación entera volvió a escuchar a Simón Díaz), además de cosas muchísimo más graves.
  • Más atención al periodismo. Ahora, esto admito que no queda claro si es bueno sólo para los periodistas en sí, o para el público. Y considerando que yo soy parte del gremio, es difícil decir que he sido beneficiado. Ciertamente, algunos periodistas (a veces los medios enteros) asumieron el papel que los políticos de oposición no estaban ejerciendo, y muchos los pagaron caro, bien sea con su vida (en el caso de Jorge Tortoza), el exilio (Patricia Poleo) o la pérdida de credibilidad (no pienso pisarle la manguera a un compañer@ bomber@). Pero eso ha convertido al público en una masa mucho más crítica, a la hora de escuchar noticias. Lo ideal es consultar varios medios y determinar el origen de una noticia para determinar qué fue lo que realmente pasó, pero la cantidad de gente que sigue un medio ciegamente no se va a mantener así toda la vida.
  • El mundo es un misterio un poco menor. Entre los rollos con el gobierno de George W. Bush, las alianzas con los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y, por supuesto, Cuba, la relación amor/odio con Colombia, el drama camino al Consejo de Seguridad en la ONU en 2006, los guiños que a veces salen para las FARC (que casi nos cuesta caro a todos)… Pareciera que al fin entendemos que Venezuela no es una isla en este mundo, y de manera parecida con los historiadores, ahora también los internacionalistas tienen su momento de brillo, como Julio César Pineda, Fernando Gerbasi, Elsa Cardozo, Maruja Tarre y tantos otros. El hecho que hayamos estado en medio de una de las elecciones estadounidenses más importantes contribuyó a tratar de entender este mundo y nuestro papel en él un poquito más.
  • Tenemos un poco más de conciencia social. Nos falta mucho, pero tenemos diez años en que las necesidades de los pobres están mucho más presentes en nuestra vida. Más que nada, comenzamos a comprender que durante demasiados años, las clases más desvalidas de nuestro país no han visto sus peticiones cumplidas por los gobiernos, y aún suponiendo que éste no lo ha hecho por completo, ciertamente tienen un mandatario que les habla de tú a tú. Llámense medidas populistas, limosnas o manipulaciones, pero las misiones funcionan en un nivel básico, pues les está dando la atención que habían recibido de manera deficiente (por decir lo menos) en el pasado. (Y no estoy debatiendo si proveen el mejor servicio o no; simplemente, que lo proveen.) Adicionalmente, la Ley de Servicio Comunitario del Estudiante de Educación Superior ha sido considerada una de las pocas leyes que trae un auténtico beneficio a todos los involucrados pues acerca a las generaciones futuras a las necesidades de los más pobres de su ciudad, lo que podría convertirse en profesionales más socialmente conscientes en un futuro. Por supuesto, esto nos trae a la figura eterna de “papá estado” que yo tanto he criticado, pero eso es algo para otro día.
  • Los radicales: una especie en extinción. En mi familia hay un miembro que debe haber en TODA familia. Es el que te llama a decirte “ya va a caer”, o “de esta la ganamos”, o “nos hicieron trampa”. Que está convencida que Chávez está en el poder a punta de trampa y terror. Que por él no debe votar ni su familia. Otro, a pesar de todo el trabajo que ha pasado, no puede creer que no haya más miembros de la familia apoyándolo. Pero aún así, cuando este familiar chavista fue agredido por una oposicionista tan radical como él, los más moderados salieron a defenderlo. Lo mismo se puede decir del resto del país, en especial después de lo que se vivió el 11 de abril de 2002, el año donde todos los radicales estaban de frente. Ahí vimos la consecuencia de tanto radicalismo. Ver las cosas en blanco y negro no nos han dado resultado; afortunadamente, los que queremos ver los matices de gris estamos empezando a hacernos escuchar.
  • En esencia, somos democráticos. Métanselo en la cabeza: Chávez no es un dictador. Fidel Castro es un dictador; Robert Mugabe es un dictador; Aleksandr Lukashenko es un dictador, en mi opinión particular; pero Hugo Chávez Frías no. Chávez lo que sería, según Teodoro Petkoff, es un autócrata, alguien que concentra todo el poder en sus manos, pues considera que él y sólo él puede dirigir una nación. Y gústenle o no, el hombre ha ganado casi todas las elecciones a las que se ha presentado. Y con una sola excepción, los venezolanos han acudido a votar. Eso, que parece tan simple, conlleva una gran verdad: nosotros no queremos vivir algo ni parecido a los que teníamos en 1958, cuando sí había un dictador en el poder, cuando la gente no podía alzar la voz en contra del gobierno sin que fuera muerto enseguida. Cierto, aquí se alza uno en contra del gobierno y enseguida es agredido verbalmente, pero aún se puede hablar. No me digan que no, por favor.

Si hay algo más de lo que me he olvidado, favor dejarlo en los comentarios. Pero quisiera contribuir un poco a que se dejen las posiciones inamovibles, que se vea que aún en un país tan polarizado hay lugar para poder ver lo bueno del contrario, y que no hay necesidad de llamarlo “enemigo” por eso. Quiero oir sus opiniones, que me digan que estoy loco, que sí, que es así como se debe pensar, lo que sea. Pero por Dios, hablemos.

Posted in , , , , , , , | 2 Comments