Voten, por Dios, VOTEN

El tema de la reforma ha sacado algo que por lo visto no terminamos de aprender: la oposición está dividida y hay algunos que no quieren terminar de aprender que así nunca vamos a salir de este desastre. Doctor Hermán Escarrá, esto es con usted. Yo le admiro profundamente, le tengo un gran respeto, pero creo que con un Escarrá radical tenemos. Me permito ser tan atrevido como para predecir lo que pasará si en efecto se logra la Marcha Para No Volver que usted y el Comando Nacional de la Resistencia están organizando. Tendrán una acogida inicial, sí, pues de radicales estamos llenos, pero esta es la misma gente que cuando estaba el paro petrolero en 2002, pagaban hasta 70.000 bolívares por un bidón de gasolina, cuando no hacían tres horas de cola para llenar el tanque, y después corrieron en lo que el Sambil abrió. De modo que a la mañana siguiente se pararán, se bañarán y volverán (quizá). ¿Y sabe qué? El domingo 2 de diciembre, igualiiiito va a haber referéndum. Suponiendo, claro, que los miles de recursos en contra de dicho referéndum no pasen.

Creo que ya deberíamos haber aprendido que con abstención no se gana nada. En todo caso, mostraremos que hay un gran desinterés por votar, y eso es todo. ¿Qué creen, que si hay un 70% de abstención Chávez va a decir "Coño... qué va... mejor renuncio..."? ¿O que la OEA o afines van a venir a suspenderlo tal vez? No, señores. Seguirá mandando igualiiiito.

Si no nos hubiéramos abstenido, es muy probable que Enrique Mendoza siguiera siendo gobernador de Miranda. Si hubiéramos votado, Carlos Ocariz muy probablemente fuera alcalde del Municipio Sucre. Y coño, si no hubiéramos cometido la torpeza de 2005, tendríamos al menos unos 25 diputados de partidos tradicionalmente de oposición allá en la Asamblea. Súmenle a los de Podemos, que aún no entiendo qué mosca les picó pero pienso que "a caballo regalado...", y este bodrio que se hace llamar reforma, o no habría pasado así tan fácil, o al menos estaríamos yendo a votar por ella con 33 preguntas distintas. ¿Todavía se quieren abstener?

Si todavía contestaron "sí", les doy un dato. Yo leí un cable de agencia hoy (me imagino que saldrá mañana en los periódicos) donde declararon dos representantes de encuestadoras: Luis Vicente León, de Datanálisis, y Alfredo Keller, de Keller y Asociados. León declaró que más del 50% de los que simpatizan con el chavismo NO ESTÁN DE ACUERDO CON LA REFORMA. Pero no se atreven a votar en contra de Chávez. Y Keller dice que apenas un 32% votaría "sí" con la bendita reforma. También les añado esto: también vi la información de otra encuestadora (no puedo decirles cuál, la información no salió pública) que entre los que no irían a votar y los que votarían "no", suman más del 60% del electorado. Y estas son las tres encuestadoras que, en las elecciones del año pasado entre Manuel Rosales y Hugo Chávez, predijeron correctamente una diferencia de cerca de 20 puntos porcentuales entre los dos candidatos. ¡¿Coño, qué más quieren, por amor a Cristo?!

Yo sí quisiera que este referéndum se retrasara. Lo digo de todo corazón. Yo sí quisiera que todos los recursos que se han introducido en su contra fueran aceptados y pensáramos en la bendita reforma por allá en febrero, o en marzo, para que realmente podamos sentarnos, analizar la bendita reforma y hacernos una opinión seria y verdadera. Hay muchas cosas en la reforma que valdría la pena considerar (distintas propiedades privadas, más poder para los consejos comunales mientras no sea en detrimento de las alcaldías), otras ignoradas (la jornada laboral no necesita ser reducida por reforma, sino por decreto ley), otras más definitivamente abolidas (gobernadores elegidos por el Presidente, falta de autonomía del Banco Central, período presidencial de siete años, reelección continua e inmediata, falta de derechos a la información en estado de excepción) y otras más consideradas que no están allí (una segunda vuelta electoral). Pero como las posibilidades de que eso ocurra son pocas, entonces, como dice Rafael Osío Cabrices en su blog, ya olvidémonos de la desconfianza (muy justificada, quizá) que le podamos tener al CNE, a rumores de Noticiero Digital y al síndrome del abstencionismo. Si nosotros tenemos seis personas y ellos tres, somos mayoría, pero de nosotros sólo vota una y de ellos votan los tres, ¿quién creen ustedes ganaría?

Un compañero dijo: “Yo no pretendo que se sigan burlando de mí así; yo no voy a votar.” Me recordó un chiste que escuché una vez: por dársela de macho, el hombre dice: “¡No señor! ¡Mi mujer no va a trabajar! ¡Yo trabajaré, yo me esforzaré, yo proveeré a esta familia yo solo sin ayuda!”, a lo que la mujer, con sonrisa en su cara, simplemente asiente. ¿De quién se están burlando aquí? Yo por mi parte, que al menos hagan el esfuerzo de robarme el voto, si en efecto lo van a hacer. Éste que está aquí, va a votar. Y tú también deberías.

This entry was posted in ,,,. Bookmark the permalink.

4 Responses to Voten, por Dios, VOTEN

  1. Alemamá says:

    Sí hay que votar, siempre hay que expresarse mientras nos dejen. Como dices, que al menos se esfuercen en robarles los votos, que lo que se juega allí es demasiado grande. No sabes lo preocupada que estoy por vuestro país, con semejante dictador 'democrático' exportando sus revoluciones trasnochadas y farreándose la riqueza de todos los venezolanos.
    Desde Chile, un afectouoso saludo y rezo por Uds, hermoso país hermano.

  2. Muchas gracias por visitar mi blog. Ojalá pueda influir a más gente como usted, sobre todo en mi país. Siempre herido ir a Chile; si la cosa se pone muy mala me recibiría? :-)

  3. Hola te dejé un meme, tienes tarea:

    http://venezuelaysuhistoria.blogspot.com/2007/11/por-qu-votar-no-1-2-3.html

    saludos

  4. Zz says:

    Pues, como bien ya lo has dicho, HAY QUE VOTAR. No me cansaré de hacer lo que está en mis manos, porque no podría dormir tranquila sabiendo que mi país se cae a pedazos y yo me quedo viendo al techo en mi casa, la cual, dicho sea de paso, gracias a mi indiferencia podría dejar de ser mía en cualquier momento.

    NO BASTA CON MARCHAR, porque hemos marchado bastante. NO BASTA CON QUEJARNOS, porque ya sabemos que cada vez tenemos menos espacios dónde hacerlo. NO BASTA CON DESPOTRICAR, si a la hora de ACTUAR, llamamos a lo mismo que ya sabemos que NO FUNCIONA.

    Saludos desde esta esquina, y seguimos EN LA LUCHA.

    Z.-