Archive for agosto 2007

Día del Blog

Pues sí, hoy es Día del Blog otra vez. No tengo muchos que aportar, creo, pues la mayoría de los blogs que quiero recomendar son bien conocidos por todos ustedes. Pero acá van:

1.- Así pienso, tú que dices?: El blog de Oswaldo Aiffil es para mí como las palabras de un sabio tío que está ahí cuando necesito calmarme y me dice "chico, pero para qué te enrollas..." Y casi siempre termina teniendo razón.

2.- Archivos Abandonados: "La basura de un hombre es el tesoro de otro." No pregunten. Sólo visiten. Y ríanse.

3.- Venezuela y Su Historia: Cualquier intento por difundir nuestra historia tiene que ser apreciado. Y el Profe lo hace excelentemente.

4.- Zz: Es de una amiga, pero lo recomiendo también porque es bueno.

5.- Venezuelan Compass: El pana Tupi es bien lúcido en sus análisis. Me alegra que haya decidio hacer su blog.

Es muy sabroso saberse rodeado de la gente que hace cosas como ésta todos los días. De modo que a todos: Feliz Día Nuestro.


Posted in , , | 4 Comments

¿Qué hay en un nombre?

Esta mañana en el periódico leí una noticia que me sacó una sonrisita cómplice: "Proyecto de ley de registro civil prohíbe nombres combinados o extravagantes". En caso de que no la leyeron y no están suscritos al Nacional Digital, me resigno a que lean la cosa aquí.

En mi juventud, yo tenía un a extraña fama en mi casa de atraer los nombres más extravagantes de mujeres que ustedes puedan imaginar. No recuerdo sino uno: Fiorella. ¿No está tan mal verdad? Es sonoro, pero hasta ahí. Bueno, es que no han oído los que sí recuerdo.

Es una clásica conversación de fiesta, merienda o cervezas. Los padres tienen un increíble deseo porque sus hijos tengan un nombre que parezca original, sonoro o de algún homenaje a alguna creencia. Son pocos los que piensan (o pensaban, espero) en lo mucho que ese niño o niña va a tener esta conversación:

-- Hola linda. ¿Cómo te llamas?
--Hiroshima.
(Pausa)--¿Perdón?
--Hiroshima. Hiroshima Caridad Atencio. ¿Y tú?
(Pausa). -- Raúl. ¿Disculpa, me dices la hora? Es que tengo que ir a otro lado...

O peor...

--Clase, quiero que reciban a su nuevo compañerito, trátenlo bien. Este es... ay Dios, qué es esto... Yeferson Pancracio Abdalá Ramírez Fonseca... (pausa) Caramba, qué nombre tan... sonoro, Yeferson... ¿Quién te lo puso? ¡Les agradezco que no se rían! ¡Él no tiene la culpa!

Quince años después, la madre de Yeferson perdió sus medicinas.

Y no se crean que el santoral ayuda mucho. ¿O por qué creen que hay tantos Modesto, Adelaida, Amós, Marcelino (saludos, profesor), Justino, Justiniano, Justo, Arcangelina (hola, compañerita) y demás?

Es cierto, todo el mundo tiene derecho a bautizar a su muchacho como quiera. Es parte de la libertad de expresión. Pero hay un límite gente. Es ahí donde entra este nuevo anteproyecto de ley. El artículo 106 cita:

"Con el fin de preservar el equilibrio y desarrollo integral del niño, niña o adolescente, los registradores civiles no permitirán que los declarantes del nacimiento –sean éstos sus padres, representantes o responsables– les coloquen nombres que los expongan al ridículo, sean extravagantes o de difícil pronunciación en el idioma oficial, contengan variantes familiares y coloquiales que denoten una identificación confusa o que generen dudas sobre la determinación del sexo".

El oficial de turno puede dar una lista de nombres más comunes para el niño o niña, que sería revisada cada año y aumentada proporcionalmente a la población. Quedarían excluídos los descendientes de indígenas y los ciudadanos extranjeros (lean bien, señores de Noticiero Digital, antes que critiquen de gratis.) También deja la posibilidad de que uno se pueda cambiar el nombre si así quiere.

Suena mucho a manipulación, ganas de controlar más al pueblo "mesmo", pero díganme ustedes, sobre todo si hay alguien allá afuera que se llame Endry, Onasis o Ernestina: ¿no quieren una oportunidad que otro no pase por lo que pasaron ustedes? Sus hijos están a salvo, a menos que sean lo bastante enfermos para buscar alguna especie de venganza en la vida. O si quieren que el carajito "aprenda a defenderse desde chiquito". Quién sabe, esto creo que es digno de debate. Mientras tanto, les dejo historias de la vida real sobre estos temas:

  • Esto lo escuché en un programa de radio. El locutor, el "pelón" Douglas de Live 91.9, cuenta que tiene una tía que nació el 23 de enero de 1958 (día en que cayó la dictadura de Pérez Jiménez). El padre, orgulloso adeco, decidió que la niña se llamaría María Democracia. (¿Se sorprenderían si les digo que era maracucho, ellos con su coterráneos de nombre Plutarco, Androcles, Abdénago y demás?) Al cuestionarle la decisión, el hombre dijo: "Mirá, ¿vos sabéis cómo es la verga? La carajita es mía, y yo le pongo como yo me salga del forro. María Democracia se queda." La señora insiste que le digan "la Negra". (Si no me creen lo de los maracuchos, ¿cómo creen que se llama el "Neguito" Borges, del grupo gaitero Gran Coquivacoa?)
  • Una vez en una cola para comprar pizza conocí a una chica llamada Javiera. Mentira que el papá no quería un varón.
  • Una chama con la que una vez salí tenía una amiga llamada Preciosa. Menos mal que sí, era preciosa.
  • Un tío de un antiguo compañero de clases se llama Soilo. Su apellido era Bello. Confío en que era macho de pelo en pecho o lo bastante grande para intimidar alos demás.
  • Un ex jefe de mi papá se casó con una señora llamada Gladys Cuevas. El nombre del señor: Rufino Conejo. Sí, señores: la doña es ahora Sra. Gladys Cuevas de Conejo. ¿Quién necesita una "Zoila Meza de Planchart"?
  • Conocí a dos hermanas que se llamaban Francia y Bélgica. Y la mamá se llamaba América. Nunca conocí al papá; supongo que se llamaba Irán o Tokio.
  • ¿Saben Luky Grande, el actor? De verdad es de apellido Grande. Su hermano, Luis, es pana mío, y me cuenta que una vez su padre (el señor Luis Grande) tenía negocios con un señor apellido Ciccito (se pronuncia "chiquito"). Cuando llama y pregunta por el señor, la secretaria obviamente pregunta de parte. "Del señor Grande, por favor." "Señor, le agradezco, esto es una oficina seria." Luego de muchos intentos, se logra una reunión. Y la secretaria ve la tarjeta de presentación de este señor --que sí que es grande, les digo: mide al menos 1,92 y pesa cerca de 120 kilos-- y dice apenada: "Ay, ¿era en serio?" Y el corolario fue cuando sale el señor Ciccito: le llegaba al señor Grande más o menos al pecho.
  • Mi hermano y yo conocimos a un grupo de muchachas en Puerto la Cruz que se llevan el premio. Habían dos hermanas; la mayor se llamaba Raquel. Suena normal, ¿no? Ah pero esperen. La hermana se llamaba Dioritza. La prima de ambas se llamaba Dioraima. La mejor amiga de ambas era Ikerny. Y una amiga de ésta se llamaba Yosiluz.
  • Esto fue un tema del programa de radio Nuestro Insólito Universo. Hace unos años la oficina de registro civil de Panamá hizo una ley parecida a la propuesta y publicó una lista de nombres que no aceptaría. Ejemplos: Andamio, Anorexia, Albúmina, Bulimia y Culicia.
  • Leí una vez en un artículo añejísimo del Diario de Caracas sobre un hombre en Colombia que quería llamar a su hija Clítoris.
Y claro, están todos los Winkelmann, los Stalin, los Nikeair, Superman, Yasury, Yubirizaida, Yatzury Yamileth, Usnavy, Maikel Yoldan José (sí, con "L") y un largo etcétera. No olvidemos a Hiroshima y a Venezuela (aunque yo creo que los podría perdonar). Creo que todos estamos de acuerdo que, una vez que se pase esta ley, una enorme parte de nuestra cultura del chalequeo se irá a pique.

Mi pana Jorge tiene unos cuentos con nombres únicos de su tiempo que estuvo en CANTV. Espero que comparta aunque sea uno por acá. De hecho, ¡espero que ustedes también!

UPDATE:

El tema de la bendita ley ha creado más polémica de la esperada. Claro, la gente lo ve como otra pérdida de libertades. Pero para lo que yo he oído:

  • Una amiga (¿o fuiste tú Jorge?) me cuenta que las dos morochas de un tío se van a llamar Indedei e Indenai...
  • Supe de un señor cuyo segundo nombre era Primavera.
  • Ni hablar de los nombres que los famosos le quieren poner a sus hijos. Si se perdieron el programa en VH1, les cuento:
  • El hijo de Slash (Guns 'n' Roses) se llama London
  • La hija de Gwyneth Paltrow y Chris Martin se llama Apple
  • Los hijos del director Robert Rodríguez y su ex-esposa Elizabeth Avellán (venezolana) son Rocket Valentin, Racer Maximilliano, Rebel Antonio, Rogue y Rhiannon.
  • Nicholas Cage le puso a su primer hijo Kal-El. Sí, en serio.
  • Y el premio se lo lleva Jason Lee (My Name is Earl). Su hijo se llama Pilot Inspektor. Lo juro. Si no que se muera Chávez ahorita mismo. (...) ¿Ven? El carajito se llama Pilot Inspektor Lee. i¿No creen ustedes que a este tipo hay que encerrarlo?!

Posted in , , | 8 Comments

Y Ben Sargent... oooootra vez

¿Qué, creen que yo le lanzo nada más a Chávez? Noooo, a Bush también le toca, compadre. Qué desgracia para la historia que le hayan tocado semejante par de locos a mis dos países...



-"¡Pude haber ganado en Vietnam!"

-"Tenías que haber APARECIDO primero..."

Posted in , , | 1 Comment

Un pequeño recordatorio: La Naturaleza MANDA

Recientemente, con el huracán Dean azotando el Caribe, el terremoto en Perú y las inundaciones con las lluvias por acá, siempre conviene recordar que no importa cuánto nos preparemos, no importa cuan superiores nos juremos, estamos en este planeta como inquilinos, no como arrendadores. Y Mamá Naturaleza (no emtan a Dios en este peo) siempre considera necesario echarnos un recordatorio, así sea uno pequeñito como el de esta mañana.

Caminaba yo hacia mi nuevo trabajo (nuevo será hasta que tenga un mes), cuando me extraña que veo una policía impidiendo el paso hacia una calle en particular. Si se quieren ubicar, esta calle es la que desemboca al final en la Fundación Polar. Si salen de la Francisco Fajardo a Los Cortijos (perdón a quien lea esto de afuera), pasan EPA, pasan los depósitos de la Polar, pasan la Coca-Cola y Rori, y a juro tienen que cruzar a la izquierda. Una cuadra después está la CANTV, el Banco Mercantil y la entrada al Club Los Cortijos. Bueno, lo que van a ver ocurrió a media cuadra de la entrada, hoy en horas de la mañana.

Nadie pudo (o quiso) hablar conmigo al respecto, pero con los días de lluvia que hemos tenido, es mi teoría que el árbol, que creo que es un mango (Mangifera sp.)), tenía ahí cierto tiempo, y al ser una zona industrial, no puede haber tenido un suelo muy saludable. Las raíces no deben haber estado muy fuertes, y los palos de agua que han caído deben haber aflojado el suelo. Fue cediendo, fue cediendo, hasta que…

En la siguiente foto, fíjense en cómo estaban las raíces. Se arrancó de cuajo. Y miren cómo destrozó el amortiguador de la gandola, que por el tamaño del hombre se imaginan el tamañito del árbol. Es absolutamente increíble; ese árbol tiene que pesar mínimo cuatro toneladas.

En resumen, empiecen a cuidar este planeta gente, si no lo están haciendo. Uno nunca sabe cuándo al planeta le va a dar por devolver el golpe.

P.D.: Creo que esta fue mi primera experiencia como "periodista ciudadano" o, como dice Luis Carlos Díaz, "infociudadano". Simplemente fascinante.

Posted in | 3 Comments

Hay días en que hay que quedarse en la cama...

Una de las más extrañas paradojas en nuestra vida es esta: a todos nos gusta en mayor o medida el dinero, y en la misma proporción nos disgustan los bancos. Bueno, eso quizá es un eufemismo: hay quienes hacen lo imposible por no ir al banco, tanto que casi dejan que un cheque expire antes de cobrarlo con tal de no calarse la odisea de una cola, la desesperante monotonía de la campanita que suena mientras cambian los números, y no olvidemos que corres el riesgo de oír al amable o "amable" cajero decir: "Lo siento, señor, no hay línea..."

Lamentablemente, a menos que ustedes sean de los que tienen un colchón con extra seguridad o un cochinito muy fiel, eventualmente hay que ir al banco. Mientras no se pueda depositar un cheque por Internet, habrá al menos una cosa que tendrán que hacer en el banco. Y no, en el Federal también hay que hacer cola, ¡desengáñense!

Pues hoy fue algo digno de Lemony Snicket y su Serie de Eventos Desafortunados. Y todo giró en torno al bendito banco.

El banco más cercano está en un centro comercial (Unicentro el Marqués) como a veinte cuadras de mi actual trabajo. Como la falta de carné identificador me impide pararme en el estacionamiento del periódico, y la renta de 10.000 bolívares diarios es como mucha para mí, paré el carro frente a la casa de mi novia, que queda como a dos cuadras del Unicentro, de modo que me caminé las veinte cuadras. Llego al banco para abrir (me rehúso a usar la palabra "aperturar") mi cuenta nómina. Si no les doy el número mañana, será tarde para que me depositen el último, y me tendrán que pagar e cheque, que a su vez implica ¿qué cosa? Oh sí. Una ida al banco.

Llego al sitio de marras, y parece quincena. ¿Qué diablos hace tanta gente aquí? Bueno, de todos modos voy a abrir una cuenta, no debería haber mucha gente haciendo eso... Tomo mi número. 940. "Tiempo de espera aproximado: 29 a 40 minutos." Coñoooooo....

Bueno, a sentarme. Abro La Fiesta del Chivo, que lo he ido dejando por la tesis. A este paso lo terminaré en enero. Veo los números cambiar. Cuando veo que cambia de 932 a 933, sé que ya me toca. Camino, y veo que delante de mí hay una señora a la que le di clase. Veo que está confirmando todos sus requisitos, está preguntando nimiedades, y...

Ya va.

Esa es la copia de la cédula.

¿Yo no...?

Ay cooooñooooo....

Dejé los requisitos para abrir la cuenta en el carro.

Bueno, en lo que dejé de insultarme por lo idiota que soy, a volar al carro. Mentando la madre al mundo cada paso. Agarro los papeles y vuelvo.

Obviamente hay una familia entera sentada dentro del cubículo. Les pregunto, lo más amablemente que puedo, qué número tienen. 942, me dice la señora. Co... Veo que hay otro cubículo, y le explico al chamo. "Tiene que agarrar otro número, señor." MERDE.

Ni modo. A agarrar otro número. Busco complicidad con la familia, y les pido que le digan mi caso a la muchacha que les atiende, antes de que llame a alguien más y yo no llegue para hacer lo que tengo que hacer. No hizo falta. Media hora después...

...me voy del banco sin abrir la fucking cuenta.

No pregunten por qué.

Llego indignado. necesito dulce. Pero estoy a dieta, coño. (Yo sí, ¿y qué, carajo?) Bueno, pero necesito algo. Cuando paro el carro, me compro tres barritas de Special K. Me como dos antes de llegar al periódico. Me siento a hacer lo que tengo que hacer, hasta que es hora de almorzar.

La máquina expendedora de bebidas me roba 2.000 bolívares.

Ya basta.

En resumen: la burocracia puede que haga al mundo fluir mejor.

Pero las úlceras que puede provocar hacen que yo a veces cuestione su existencia.

Mañana será otro día. Cuídense muchachos.

Posted in , | 4 Comments

Inspirado

Este post salió por uno que escribió mi pana en su blog, enamorado como está. Si conocieran al personaje, sabrán que uno, como hombre, tiene la mala costumbre de meterse con los panas cuando da muestras de ese amor, porque la sociedad en algún momento nos impuso que macho que se respeta jamás se anda con esa mariquera de romanticismos; la mujer se agarra por los pelos y se arrastra hasta la casa, donde no sale de la cocina ni de la cama, a arrastrar muchachos.

Gracias a Dios, la sociedad también ha demostrado que los que se aferran a esa imagen son los que se divorcian más, los que peor imagen tienen entre las mujeres, y son los pendejitos almibarados como él y (lo digo con orgullo) como yo que, después de llevarnos nuestros buenos coñazos, terminamos con felices relaciones de años y años, con suerte hasta familias como la de mis padres, casi cuarenta años de amores y más de treinta de matrimonio.

Ahora que yo estoy en esa relación que menciono, luego de un tiempo inquieto, luego de salir de otra larga relación, y ahora que tengo mi primer aniversario este domingo, tomo un momentico para agradecerte a tí, mi Marita, por ser ese espacio de tranquilidad cuando más lo necesito. A veces siento que no te estoy dando todo lo que te mereces, y supongo que es porque creo que te mereces tanto que no te lo puedo dar todo, y por eso me equivoco a veces. Cada día de estos 365 ha sido a la vez aleccionador, divertido, divino e inolvidable (aunque a veces quisiera olvidar detallitos por la pena, jejejeje...). Ojalá de verdad eso que nos propusimos hacer para el año que viene en efecto se de. Si he esperado tanto tiempo para escribir de ti por aquí, es porque he tenido miedo de que se me eche a perder de tanta exposición, porque es tan lindo que necesito que sólo mejore, que nada lo amenace. Pero bueno, este es mi equivalente a gritarlo desde el techo del mundo. TE AMO.

Y como cerré el comentario que dejé en el mblog del pana, QUE VIVA EL AMOR CARAJO.

P.D.: Quiero volver a empezar mis mañanas como debe ser. Tú me entiendes. ;-)

Posted in , , | 2 Comments

Vaya una semana

Es por estas cosas que la gente profunda y filosófica tiende a decir que uno no debe desesperar ante las vicisitudes que te lanza la vida. Para decirlo de un modo menos adornado, cuando la basura está cayendo del cielo, espérate, que en algún momento cae whisky.

Digamos que mi vida ha tomado un vuelco muy distinto a como estaba hace un año, profesionalmente hablando. En agosto de 2006, yo me sentía absolutamente estancado, peleando con gente que no tenía o tenía muy poco interés de estar allí, casi tan poco como yo tenía de estarles tratando de enseñar inglés.

Ahora, hoy cumplí una semana trabajando para uno de los periódicos de mayor prestigio en el país: El Nacional. Y ya no como pasante, sino como periodista.

Eso es como que hayas empezado el año cargando bates para Sammy Sosa y al año ponchas a Sammy Sosa.

Es el equivalente a empezar el año comprando el calendario de Daniela Kosán y lo terminas casándote con Daniela Kosán.

Pero yo lo mejoré: me empaté con María Antonieta. (Aaaaay, qué lindoooo...)

Bueno, vuelvo al tema.

Resulta que El Nacional va a ser un relanzamiento de su página web, para hacerla mucho más interactiva para sus lectores. Van a poder dejar comentarios sobre casi todo lo que hay en pantalla, y van a tener una sección de blogs muy completa (al menos eso me han dicho). Y papá aquí presente es quien se va a encargar de administrar blogs, comentarios, encuestas y el ocasional chat en el site. Es mucha responsabilidad, pero estoy super entusiasmado.

Por supuesto, ya me he encargado de hacerme conocer en el periódico...

El primer día dejé la cédula en una fotocopiadora. Al día siguiente, al menos 15 personas me preguntaron: "Ah, ¿tú eres el que dejó la cédula, no?" Eso se llama quince minutos de fama...

Y el viernes, tuve un momento de crisis que prefiero no narrar. Digamos que el que va a ser mi jefe directo ya no me mira con los mismos ojos...

Bueno, en fin. Aquí estoy, y voy a hacer todo lo posible por quedarme. Por un buen, buen tiempo. Y si no me quedo en el .com, pues aspiro o al cuerpo "Ciudadanos" o "Escenas"... Pero ahí espero retirarme, compadre. ¡¡¡Deséenme suerte!!!

P.D.: Los blogs seleccionados son de la crême de la crême de la blogósfera. Estoy bien contento de estar en contacto con ellos. Si quieren saber la lista de ganadores, visiten este link.

5 Comments