Cambios rudos

60: La del pato macho
Viendo las imágenes de Haití y ahora Chile, uno tiene que tratar de poner las cosas en perspectiva. A esa gente la vida les cambió para siempre, en especial los de Haití, porque siquiera Chile tiene un grado mayor de civilización. Esa gente sí tiene que lidiar con empezar todo de nuevo, en algunos casos de menos cero, porque no sólo no tienen nada, sino que deben (¡mundo, perdónenle la deuda a Haití!).

Empiezo con estas palabras un post sumamente personal porque ayuda a poner las incomodidades (pues no son tragedias) en perspectiva. Uno no puede hundirse en su propia mierda cuando en realidad con pararte y bañarte tienes, cuando hay gente que ni siquiera se puede parar de lo débil que está. Pero en nuestro pequeño mundo personal, hay momentos en que tienes tu propio terremoto. Y bueno, hay que buscar recoger los pedacitos para empezar la reconstrucción.

Estos no han sido días fáciles. Lo que primero les puedo contar es que me mudé de la casa de mis padres. 38 años dependiendo de ellos de una forma u otra, y bueno, ahora ando en casa de una tía. Mi madrina. Dios la guarde, ella es tan maternal como mi madre, y ha hecho lo posible para hacerme sentir tan en casa como en casa —pero no es fácil. Me tengo que levantar más temprano, tengo menos espacio, pero bueno, lo hice con gusto y voluntariamente para ayudar a la familia. Además, todos tenemos que volar solos en algún momento, ¿no?

Luego, les menciono de pasada, están los rollos en el trabajo. No puedo dar muchos detalles, porque demasiada gente de ahí lee esto, pero digamos que... bueno. Bueno no.

Por último, lo que me ha pegado más es precisamente no puedo dar demasiados detalles aquí. Digámoslo así: me equivoqué. Y feo. Tropecé mal. No sé cómo salí ileso. Pero sólo puedo pedir a Dios que el perdón que sé que no merezco llegue algún día de manera completa. Que las cosas se termine de arreglar, que todo se supere, que el Sol salga para todos.

Hay que pensar en Haití y Chile, sí. Pero es muy difícil ignorar los tremores del país personal que es Jaycer. Ojalá los procesos humanitarios de reconstrucción hagan un buen trabajo. Y me refiero a los tres países.

This entry was posted in ,,,,,. Bookmark the permalink.

4 Responses to Cambios rudos

  1. Curiosa says:

    Los "terremotos" personales nos sacuden de una manera que ciertamente nos desbaratan un poco.
    Tal como esos países al principio uno queda como en shock,viendo qué hacer,cómo hacerlo. Luego viene la "resignación". Eso que tu llamaste pararse y bañarse,porque uno se da cuenta que no queda de otra y la vida sigue girando,así el eje de la tierra se haya desplazado 8 centímetros y el día dure casi 2 microsegundos menos.
    Uno queda roto,no puedo decir que no,pero de esa rotura sale una costra que es la que hace que poco a poco vayas llevando el día,la semana,el mes, el año.
    Nunca es igual,tampoco voy a mentir con eso,pero en ocasiones puede ser mejor, en otros aspectos.
    Esperar,suspirar,meditar,hablar,pedir disculpas,aceptar si no quieren darlas,es una mezcla de terremoto con maremoto y huracán, del que sólo los más fuertes salen adelante, no siempre de la mejor manera. La idea es no dejar de pensar que siempre puede venir algo mejor y no amargarse en el proceso (Too late for me)
    Un beso enorme.:$

  2. Anónimo says:

    Aún en las peores tragedias hay una lección, escondida entre tanto escombro... Esa que, más tarde que temprano te ayuda a entender que todo tiene una explicación.
    Puedes quedarte en la mierda tanto tiempo como consideres necesario, autocompadécete, expresa tu frustración y tu rabia, tu tristeza y tu miedo... Y luego levántate convencido de que sobreviviste, orgulloso de ti mismo, dando la cara al sol con una sonrisa.
    Tus padres, tus amigos, tu novia están allí para ti, apóyate en ellos, confía en ellos, porque a veces nuestras heridas deben ser limpiadas por quien tenga las manos limpias, la cabeza fría y el corazón abierto. No estás solo, la ayuda humanitaria se tardará en llegar sólo el tiempo que tú mismo decidas.
    =)

  3. seba says:

    tenes 38 años y recien te vas de la casa de tus viejos??? Dios! flaco por eso te pasan esas cosas que decis! sos un tremendo navo! otra mui importante, hay cosas que estan malisimamente redactadas y vos tenes un blog!!!! ay campeon, dedicate a otra cosa, ni la escritura ni las mujeres parecen ser lo tuyo, mucha suerte...

  4. Seba: Verdad, me dedicaré, como algunos, a pensar que nadie puede tener un mal día y cometer errores.